USA 1992

img_6454Febrero de 1991. “Lo he conseguido todo. Sólo me falta una medalla olímpica. Quiero jugar”. Esas palabras de Magic Johnson fueron el comienzo de uno de los equipos más grandes de la historia del baloncesto, sin duda el que mayor talento ha reunido jamás en una cancha de juego.

El 7 de abril de 1989, la FIBA decidió, en votación de 56 miembros a favor y sólo 13 en contra, abolir las reglas que prohibían a Estados Unidos escoger a profesionales para los campeonatos internacionales. Los norteamericanos habían sufrido un duro revés en Seúl 88, donde acabaron colgándose el bronce tras la victoria final de la Unión Soviética de Marciulionis y Sabonis y la plata lograda por una Yugoslavia en la que jugaban Petrovic, Kukoc, Divac, Paspalj, Vrankovic o Radja. El fracaso había sido rotundo y tocaba resarcirse.

Desde ese mismo instante la  USA Basketball avisa de que creará el mejor equipo a su alcance. La prestigiosa revista ‘Sports Illustrated’ incluso elabora el que a su juicio tendría que ser el quinteto inicial. Y los cinco ‘elegidos’ ya habían manifestado que, al menos, estaban considerando la opción de acudir a Barcelona. El comisionado de la NBA, David Stern, afirmaba que el interés de la mayoría de los jugadores en formar parte del equipo olímpico había sido “abrumador”, aunque matizaba que los compromisos personales podrían poner en entredicho su decisión personal.

img_6446

Muchos de esos posibles inconvenientes se encontraban en el desgaste físico de una temporada tan larga como la de la NBA.

“El miembro más dudoso de nuestro quinteto”, proseguía ‘Sports Illustrated’, “es Michael Jordan,compañero de Patrick Ewing en el equipo olímpico de Los Angeles 84. Tiene muchos compromisos y en un primer momento se mostró bastante desinteresado en ser parte del equipo. Pero cambió de opinión tras visitar Europa en una gira promocional el verano pasado, que curiosamente fue en Barcelona (ESPAÑA).

El caso de Magic Johnson era especial. El 7 de noviembre de ese mismo año anunciaría al mundo que era portador del VIH, lo que podía imposibilitar su viaje a Barcelona. Sin embargo, en febrero, ‘Sports Illustrated’ se hacía eco de un curioso compromiso que el base mantenía con la ciudad condal. “Al igual que Jordan, él también estuvo de visita por Europa el pasado verano representando a una compañía comercial. Incluso fue quien efectuó el primer lanzamiento a canasta en el recién construido Palau Sant Jordi. Además, Johnson tiene un contrato con una empresa empaquetadora de carne española condicionado a su participación en los Juegos”. Cuestiones publicitarias aparte, el alma del ‘Dream Team’ estaba empeñado en jugar.img_6447

A Larry Bird, aunque lesionado de la espalda, aún tenía fuelle para jugar y no se borró

Karl Malone llevaba más de un año demostrando su disposición a ser uno de los elegidos y afirmaba también que jugar al lado de un ‘center’ puro, como hacía con Mark Eaton en Utah, dotaría al equipo de un equilibrio necesario.

Charles Barkley estaba ansioso. “Sí. Soy partidario de jugar”, había confirmado ‘el gordo’. La publicación norteamericana ironizaba con quien, a su juicio, debía ser el ‘3’ titular. “¿Y si le da una palmada a un árbitro extranjero en su trasero, como es habitual en él, y el colegiado no entiende bien ese gesto?”. Pero a continuación explicaba que “Barkley no tendrá ningún problema en Barcelona. Se perdió los Juegos del 84 cuando había sido uno de los mejores universitarios. Está hecho para esta competición”, aseguraba.

Patrick Ewing también confirmaba su total compromiso con la causa y a él se le otorgaba ‘el privilegio’ de salir de inicio siempre con la condición de “compartir minutos por igual con David Robinson”. La revista norteamericana tenía ya a su ‘cinco’ inicial. Ahora tocaba completar el resto del grupo. Se había especulado mucho con cuál sería la proporción de profesionales y universitarios en el ‘roster’ final. Dicha revista apostaba por 8 profesionales y 3 universitarios.

Pero Sports Illustrated se equivocó (al final relación sería de 11-1). De la misma forma que no acertóa la hora de dar el nombre de uno de los reservas. “Con causa de conocimiento establecemos que David Robinson, Clyde Drexler, Chris Mullin y Joe Dumars serán algunos de los suplentes”. El de Detroit al final se cayó de la lista. Al final Stockton fue el base suplente de Magic y Scottie Pippen apareció para aportar su versatilidad en el perímetro. Ninguno de los dos aparecía en las predicciones.img_6448

El alero de los Celtics, Larry Bird,  era tajante en su negativa. “Los Juegos Olímpicos son para gente joven. Me sentaría muy mal quitarle esa posibilidad a un muchacho. No es el momento oportuno para que yo sea miembro de un equipo olímpico. Quizá me arrepienta de ello algún día, pero es lo que siento ahora”.

Ya sabemos lo que ocurrió al final con Larry. Magic tuvo mucho que ver en su cambio de postura. “Le llamé y le dije, vamos a jugar, necesitamos esta emoción una vez más”, declaró Magic años después, cuando el Dream Team fue incluido en el Salón de la Fama

El 21 de septiembre de 1991 se dieron a conocer los nombres de los diez primeros miembros del futuro ‘Dream Team’: Michael Jordan y Scottie Pippen de los Chicago Bulls, John Stockton y Karl Malone de los Utah Jazz, Magic Johnson de Los Angeles Lakers, Larry Bird de los Celtics, Patrick Ewing de los New York Knicks, Chris Mullin de los Golden State Warriors, David Robinson de los San Antonio Spurs, y Charles Barkley de los Philadelphia 76ers.

Que Isiah Thomas no entrara en la selección del dream team encuentra su explicación en la negativa de Magic Johnson y de Michael Jordan.

El de los Lakers reconoció en su libro ‘The Game Was Ours’ que tanto él como Jordan se aliaron para que el base de los Pistons se quedara fuera del equipo. “Isiah mató a su propias posibilidades a la hora de los Juegos Olímpicos. Nadie en ese equipo quería jugar con él, Jordan, Pippen, Bird, Malone, nadie.

El enfado de Magic hallaba su origen en la actitud de Thomas cuando hizo público que era portador del VIH. Le acusó de difundir falsos rumores al respecto. “Lo que mucha gente no sabe es que mi hermano murió de VIH antes de Magic lo sufriera” dijo el de los Pistons. “Y murió porque abusó de las drogas. Así que yo sabía más sobre la enfermedad: viví con ella en mi casa. Creo que Magic ha sido engañado en muchas cosas, y por desgracia ésta ha sido otra de ellas”. Johnson no daba crédito. “No podía creerlo, era el único tío a quien le podía comentar mis dudas. Fue como una patada en el estómago”.

El enfado se mantuvo en el tiempo y Thomas echó en cara a su antiguo amigo que no le hubiera dicho en persona que no quería que viajar a Barcelona con ellos. “Me alegro de que finalmente tuviera el valor y el coraje de levantarse y decir que era él el responsable, en lugar de dejar que Michael Jordan tuviera la culpa durante todos estos años”, dijo Thomas. “Ojalá hubiera tenido el valor de decirme estas cosas a la cara”, zanjaba.

Para sorpresa de muchos, el último jugador número 12 fue Christian Laettner, en vez del favorito Shaquille O´Neal.

Chuck Daly, fue elegido el entrenador de aquel mítico equipo.

Daly se dejaba querer en medio de una demostración de suficiencia argumentada sobre hechos incontestables. “He ganado dos campeonatos y he mantenido unido un grupo con muchos egos. Nadie mejor que yo para sacar rendimiento de un jugador profesional”.

Una vez formado el equipo la única duda que había, aunque cause sorpresa, en los Juegos se basaba en conocer si realmente varias estrellas podrían imponerse a un grupo perfectamente conjuntado. “A veces un equipo con menos talento juega a su máximo nivel. Ocurre mucho en esta competición en especial”, avisaba Bird.

Chuck Daly conocía la respuesta. “Antes de que entrenara en el ‘All Star Game’, me preguntaba cuántas superestrellas estarían dispuestas a sacrificarse por el bien del equipo”, dijo Daly. “Y lo que ahora pienso es que bastante. No podía creer lo centrados que trabajaron para esforzarse como equipo. Y una medalla de oro olímpica debería darles una motivación aún mayor”.

Magic iba más allá. “Creo que un equipo como el nuestro sólo necesita un poco de tiempo, quizá una semana o así, para empezar a jugar juntos. Y vamos a mejorar cada vez más conforme la competición vaya avanzando”.

La verdad es que las dudas fueron disipadas ya en el torneo pre-olímpico. El Dream Team arrasó en todos los partidos, el que menos ganó fue de 32 puntos, no solamente enamoraron a la gente con su juego, sino que fuera de la cancha de baloncesto dieron una excelente imagen como lo que son, auténticas estrellas.

TORNEO DE LAS AMÉRICAS

USA 136-Cuba 67
USA 106-Canadá 61
USA 112-Panamá 52
USA 128-Argentina 87
USA 119-Puerto Rico 81
USA127-Venezuela 80

JUEGOS OLÍMPICOS DE BARCELONA 92

USA 116-Angola 48
USA 103-Croacia 70
USA 111-Alemania 68
USA 127-Brasil 83
USA 122-España 81
USA 115-Puerto Rico 77
USA 127-Lituania 76
USA 117-Croacia 85

PROMEDIOS

PUNTOS REBOTES ASISTENCIAS % TC
Christian Laetnner 4,8 2,5 0,3 45%
David Robinson 9 4,1 0’9 57%
Pat Ewing 9,5 5,3 2’9 62%
Larry Bird 8,4 3,8 1,8 52%
Scottie Pippen 9 2,1 5’2 59%
Michael Jordan 14,8 2,4 4’7 45%
Clyde Drexler 10,5 3 3’6 57%
Karl Malone 13 5,3 1,1 64%
John Stockton 2,8 0,3 1 50%
Chris Mullin 12 1,9 3’6 61%
Charles Barkley 18 4,1 2’2 71%
Magic Johnson 8 2,3 4’1 56%