ELVIN HAYES. UNA LEYENDA DE LOS DUROS AÑOS 70.

Uno de los ala-pívot más talentosos que haya jugado nunca, Elvin Hayes destacó por su tiro de media vuelta en suspensión y agresiva defensa para tener su sitio en los libros de la NBA. Quinto en la lista de todos los tiempos en partidos jugados (1.303) y tercero en minutos jugados (50.000), solo se perdió nueve partidos en sus 16 años en la liga, toda una demostración de dureza y preparación física.

Fue All-Star cada una de sus primeras 12 temporadas, anotó más puntos (27.313) que cualquier otro jugador en la historia de la NBA a excepción de Kareem Abdul-Jabbar , Karl MaloneWilt Chamberlain, Michael Jordan, Moses Malone, y los actuales Dirk Nowitzki, Kobe Bryant y LeBron James . También ocupa el cuarto lugar en la lista de rebotes de todos los tiempos de la liga con 16.279 capturas.

Hayes fue inmensamente popular entre los fans, que apreciaron su estilo dominante de juego y su personalidad fuera de la cancha. Pero era menos popular para los entrenadores y compañeros de equipo. Los periodistas sentían que tenía un problema de actitud que a veces cortocircuitaba los equipos para los que jugaba, y, le otorgaban una personalidad Jekyll-and-Hyde que lo convertía en un peligro para los vestuarios.

Las raíces de lo que algunos llamarían su personalidad abrasiva, así como su estilo de juego ofensivo, se remonta a su infancia en Rayville, Louisiana. Fue entonces ,y aún es, una ciudad de trabajadores de algodón con una población de 5.000 habitantes. Aunque el prejuicio racial era “denso como el algodón en el campo” y los abusos contra los afroamericanos eran desenfrenados, el padre de Hayes le enseñó el valor del orgullo y la necesidad de exigir respeto.

De niño, Elvin empezó siendo un joven tranquilo e introvertido, Hayes empezó a jugar a baloncesto en octavo grado, por accidente.  Sin embargo, Hayes era tan torpe que evocó la risa a sus compañeros y entrenadores con sus ridículos intentos de tirar y driblar. Pero el joven Hayes estaba decidido a mejorar, y durante los veranos practicaba horas y horas. Como estudiante de 6º a 5º grado, Hayes en la temporada 1963-64, llevó a Britton al campeonato estatal, promediando 35 puntos durante la temporada regular. En la final del campeonato logró 45 puntos y 20 rebotes.

 

Hayes vio el baloncesto como un paso de la pobreza de Rayville, a pasar a la Universidad de Houston para convertirse en uno de los primeros atletas afroamericanos de la escuela. Dijo que sus entrenadores eran los primeros blancos que había conocido y que lo trataban con respeto. “Me ayudaron a superar 18 años de odio”, recordó. Habiendo crecido en una ciudad sureña segregada, Hayes albergaba una gran desconfianza cuando ingresó a la universidad. Elvin era uno de solo 100 afroamericanos en una escuela de 20.000, y tuvo que hacer algunos ajustes, y el entrenador de Houston Guy Lewis lo ayudó. Lewis tomó al jugador bajo su tutela y lo hizo casi parte de la familia de Lewis.

Durante este tiempo, un cronista deportivo del Houston Post acuñó un apodo para Hayes que duró toda su carrera. El reportero vio un paralelo entre el portaaviones Enterprise de la Armada, llamado “The Big E” y Hayes. Hayes ayudó a formar un equipo poderoso en Houston, donde perfeccionó su tiro en suspensión como una manera de anotar contra jugadores más altos. Fue en un partido en 1968 que le encumbró a escala nacional. El partido enfrentó al número 1, UCLA, un escuadra con una racha de 47 victorias consecutivas liderados por un tal Lew Alcindor (más tarde Kareem Abdul-Jabbar), contra el equipo Nº 2, Houston, liderados por el imponente Elvin Hayes, que estaba invicto, 16 victorias y 0 derrotas. El partido se jugó el 20 de enero ante más de 50.000 espectadores en el Astrodome y una audiencia nacional en televisión histórica, que se ubica entre los mejores partidos universitarios de la historia. El marcador marcaba empate, 69-69. Hayes se acercó a la línea de personal con 28 segundos por jugar y encestó ambos tiros libres. El resultado final fue: Houston 71, UCLA 69. Hayes superó a Alcindor (aunque muchos argumentan que Alcindor sufría de una lesión en el ojo), 39 puntos de Elvin por los 15 de Alcindor y 15 rebotes frente a los 12 de Alcindor. Al final de la temporada, en la que promedió 36.8 puntos, Hayes fue nombrado Jugador Universitario del Año por The Sporting News . Hayes se declaró elegible para el draft de la NBA. El equipo de expansión San Diego Rockets, preparándose para su segunda temporada, lo seleccionó en la primera elección del Draft de la NBA de 1968. Como novato de los Rockets en la temporada 1968-69 lideró a la liga en anotación con 28.4 puntos por partido, fue cuarto en rebotes con 17.1 rebotes por partido, y fue titular en el Oeste del All Star Game. También estableció un récord de rookie de la NBA en minutos jugados en una temporada (3.695), promediando 45.1 por partido. Los Rockets, que habían fracasado la temporada anterior (15 victorias y 67 derrotas) , lograron un récord de 37-45 y se clasificaron para los playoffs. Sin embargo, Hayes no logró el premio rookie del año, cayendo el premio en Wes Unseld, quien también fue elegido MVP de la temporada regular.

La temporada siguiente, Hayes terminó tercero en la liga en anotación con 27.5 puntos por partido, y se paseó por la NBA en rebotes con 16.9 rebotes por partido, pero el equipo tuvo problemas. Después de 26 partidos, el entrenador Jack McMahon fue reemplazado por Alex Hannum. Hayes y Hannum nunca se llevaron bien, y los Rockets cayeron al último lugar en la división con un récord de 27-55. En la temporada 1970-71, Hayes alcanzó su promedio de anotación más alto en su carrera anotando 28.7 puntos por partido, y ocupó el tercer lugar en la liga en rebotes (16.6 rebotes por partido). Los Rockets mejoraron a un récord de 40-42 pero se perdieron los playoffs por un partido. Debido a que Hayes era el baluarte del equipo, los periodistas deportivos locales lo culparon por el tenue resplandor de los Rockets. Las críticas no le sentaron bien a Elvin. Antes de la temporada 1971-72, la franquicia se mudó a Houston, donde los aficionados aún recordaban a Hayes desde sus días en la universidad. Los Rockets también trajeron un nuevo entrenador, Tex Winter, pero Hayes e Winter tampoco se llevaron bien. Un descontento Hayes promedió 25.2 puntos por partido, décimo en la NBA, y los Rockets se perdieron los playoffs por tercer año consecutivo. Poco después de que terminara la temporada, Houston intercambió a Hayes a los Baltimore Bullets a cambio de Jack Marin y rondas futuras.

El entrenador de los Bullets, Gene Shue, ya tenía a Wes Unseld jugando de pívot, y se dio cuenta de que Hayes estaba en su mejor momento en la posición de ala-pivot, donde podía aprovechar al máximo sus características de anotador y reboteador. A Hayes le sentó bien el traspaso, y respondió promediando 21.2 puntos por partido en la temporada 1972-73, ayudando a Baltimore a obtener el título de la División Central. Baltimore se clasificó a los playoffs pero perdió contra los Knicks de Nueva York en la primera ronda.

El año siguiente, KC Jones asumió el cargo de entrenador y el equipo ganó otro título de división. Hayes promedió 21.4 puntos por partido y promedió unos brutales 18.1 rebotes por partido, líder de la liga. También lideró la NBA en minutos jugados, promediando 44.5, y se fue quinto en tapones con 2.96 por partid. Una vez más, los Bullets perdieron ante los Knicks en la primera ronda de los playoffs.

En la temporada 1974-75, un poderoso equipo de los Bullets empató con los Boston Celtics en el mejor récord de la NBA con 60-22. Hayes, quien hizo su séptima aparición All-Star consecutiva, promedió 23.0 puntos y obtuvo su primera selección para el Primer Equipo All-NBA. Muchos esperaban que Washington compitiera por el título, y los Bullets parecían encaminados en esa dirección cuando eliminaron Buffalo Braves y a los Boston Celtics para llegar a las finales de la NBA de 1975 contra los Golden State Warriors. Pero una franquicia como la de los Warriors liderada por Rick Barry sorprendió a los Bullets al ganar la serie en cuatro partidos. Sin embargo, Hayes jugó bien en los playoffs, promediando 25.5 puntos por partido.

Durante las siguientes dos temporadas, los Bullets registraron grandes récords en la temporada regular, pero no lograron avanzar más allá de las semifinales de la conferencia. Hayes en la temporada 1975-76, promedió 19.8 puntos y 11.0 rebotes. En la temporada 1976-77, contribuyó con 23.7 puntos por partido y 12.5 rebotes por partido, liderando a la liga en minutos jugados y obtuvo su segunda selección para el Primer Equipo All-NBA.

Los Bullets tomaron un giro sorprendente en la temporada 1977-78. Los Bullets lograron un modesto récord de 44-38 ese año, pero explotaron en los playoffs, eliminando a los Atlanta Hawks, los San Antonio Spurs y los Philadelphia 76ers en camino a las Finales de la NBA contra otro equipo sorpresa, los Seattle SuperSonics.

Seattle y Washington intercambiaron triunfos durante los primeros seis partidos, decidiéndose las finales en el séptimo partido. Por tercera vez en las doce finales de la NBA que llegaron a siete partidos, el equipo visitante obtuvo una victoria en campo comtrario, ya que los Bullets ganaron el título con un triunfo por 105-99. Durante los playoffs, Hayes promedió 21.8 puntos por partido. Por fin, después de 10 temporadas en la NBA, Hayes tenía su anillo de campeón y un reconocimiento de los medios de comunicación. “Finalmente, ganar el campeonato completa el panorama”, comentó Hayes, “porque nadie puede volver a decir que Elvin no es un campeón”.

Sin embargo, durante las siguientes tres temporadas, la imagen de Elvin fue ensombrecida por los críticos que dijeron que el fracaso de Washington en intentar repetir el campeonato eran por culpa de Hayes. Sin embargo, sus estadísticas aún eran buenas. En la temporada 1978-79, promedió 21.8 puntos por partido y 12.1 rebotes por partido y ayudó a los Bullets a regresar a las Finales, donde perdieron esta vez con Seattle. En la 1979-80, Hayes anotó 23.0 puntos por partido, pero los Bullets terminaron terceros en su división y fueron eliminados en la primera ronda de los playoffs. Y en la temporada 1980-81, con Unseld y Hayes finalizando sus carreras, los Bullets no se clasificaron para los playoffs. En lo que sería su última temporada en Washington, Hayes lideró a los Bullets en anotación (17.8 puntos por partido), rebotes (9.7 rebotes por partido) y tapones (1.71 por partido).

Después de la temporada 1980-81, los Bullets intercambiaron a Hayes a los Houston Rockets a cambio de dos elecciones de draft de segunda ronda. A los 36 años era el jugador más viejo en la NBA en ese momento, sin embargo, jugó en todos los partidos, menos en dos, durante las siguientes tres temporadas. Después de comenzar de titular junto a Moses Malone en la temporada 1981-82, promediando 16.1 puntos por partido y 9.1 rebotes por partido, Hayes pasó a ocupar el puesto de sexto hombre en sus últimas dos campañas. Finalmente se retiró después de la temporada 1983-84, su decimosexta temporada de la NBA.

Luego, Hayes regresó a la Universidad de Houston para completar su ciclo universitario, algo que no tuvo tiempo de hacer como jugador de baloncesto universitario. Después de 2 años y medio de duro trabajo, Elvin Hayes se graduó. En 1990 fue elegido para el Salón de la Fama del Baloncesto Naismith Memorial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>