GHEORGHE MURESAN, 2,31 DE RUMANO DE LEYENDA

ES EL JUGADOR MÁS ALTO QUE JAMÁS HA JUGADO EN LA NBA

Hoy en día, la NBA, está fuera de todas dudas que es un espectáculo en todos los sentidos. Y lo es cada vez más. En la década de los 90, el espectáculo también existía, pero a diferencia de hoy, la liga podía sorprender con otro tipo de alicientes que conseguían dar la vuelta al mundo. No en vano a principios de los 90 llegaron a coincidir los dos jugadores más altos de la historia de la liga. El inolvidable Sudanés Manute Bol de 2,30, dejó una huella humana difícil de superar, al margen de repartir tapones a todas las grandes figuras de la época dorada de la NBA. Con 2 metros y 31 centímetros de altura, en 1993 llegaba a la NBA en el mayor gigante que ha pisado una cancha Estadounidense, el Rumano Gheorghe Muresan,

Nació en el distrito de  Rumanía de Cluj en 1971, este gigantón y también tímido muchacho, de unas tremendas  proporciones jugó en el baloncesto Universitario en la Universidad de Cluj. Posteriormente pasó por la liga Francesa, donde jugó en el Pau-Orthez. En Francia su gran envergadura le sirvió de carta de presentación, y  la NBA mostró un gran interés en él, Por lo que fue elegido por los Washington Bullets en el Draft de 1993.En Usa jugó desde el año  93 hasta el 2001, salvo en el año 95 que volvía a Francia a jugar de nuevo en el Pau-Orthez .

En los Bullets, enseguida se hizo con el cariño de los fans de Washington, equipo con el que disputó casi toda su carrera. En la  En la temporada 95-96 fue elegido el jugador con mayor progresión, con promedios de 14,5 puntos, 9,6 rebotes y 2,26 tapones por partido, quitando esa imagen de gigantón torpe, por la de un gran pívot de la NBA.

A diferencia de otros gigantes como Manute Bol o Yao Ming, la enormidad de tamaño de  Muresan no respondía a unos factores normales. Sus 2,31 de altura eran debidos  a una enfermedad conocida como acromegalia, que provoca una secreción masiva de la hormona del crecimiento. Aún así, el techo histórico de la mejor liga del mundo se  permitió el lujo de jugar en la mejor liga del mundo, en una época que los Europeos, todavía se podían contar con los dedos de una mano. Muresan se retiró de forma prematuramente a pesar de los tratamientos a los que se sometió, tras disputar sus últimos 31 partidos de su carrera New Jersey Nets.

Pero esto es América, y el show nunca para y el Rumano fue mucho más que un jugador de baloncesto. Con su talla y su enorme carisma, rápidamente se extendió por la liga trascendiendo las canchas, participando en la película de humor ‘My Giant‘ junto con Billy Crystal y apareciendo también en el videoclip del tema del rapero Eminen, ‘My name is’.

GENIO Y FIGURA Y TAMBIÉN………………LEYENDA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>