REGGIE MILLER. “MILLER-TIME”, UN KILLER DE LEYENDA

Fue uno de los mejores anotadores y tiradores de la historia con 2.560 triples, Miller terminó su carrera como el mejor tirador de larga distancia de la NBA. Metió 25,279 puntos para terminar su carrera en el 12 ° lugar en la lista de anotadores de la liga.

Pero en lo que realmente destacaba Miller era en el clutch time, momentos en los que se decidían los partidos, fueron tantas sus hazañas que ese tiempo era denominado como “Miller Time”.

El fino escolta de los  UCLA Bruins , 2,00 metros de altura con escasos 90 kilos de peso, fue seleccionado con la elección número 11 del Draft de 1987 por los Indiana Pacers.  En UCLA, ocupó el cuarto lugar en la nación en anotación como junior con 25.9 puntos, y luego promedió 22.3 puntos como senior. Al acabar su carrera en UCLA, Miller terminó en el segundo lugar en la lista de anotadores de todos los tiempos detrás de un tal Kareem Abdul-Jabbar, casi nada. Miller en Indiana jugó más partidos con el mismo equipo que cualquier jugador en la historia de la NBA, salvo dos, Karl Malone y John Stockton.

Una vez en la NBA, Miller no perdió el tiempo y pronto empezó a ingresar en los libros de récords. Rompió una marca de ocho años establecida por Larry Bird, cuando logró encestar 61 triples en una misma temporada, más que cualquier otro rookie en la historia de la NBA. Estas cifras en los tiempos que corren hoy en la NBA parecen ridículas, vivimos en la era del triple, pero por aquel entonces casi no se tiraba de tres puntos.

Promedió 10.0 puntos por partido en su temporada rookie. Sólo comenzó un partido saliendo de titular, pero fue el único Pacer en jugar los 82 partidos de temporada regular. Su carrera siempre se destacó en ser un jugador que, pese a su aparente fragilidad, jugaba casi todos los partidos debido a su excelente resistencia física. En su segunda temporada, su promedio de anotación ascendió a 16.0 puntos por partido y lideró a Indiana con 93 robos de balón en total. Pero no fue hasta la temporada 1989-90, su tercera campaña, en la que Miller explotó como una auténtica estrella. El promedio de anotación de Miller subió por segunda temporada consecutiva, esta vez a un tope de su carrera en 24.6 puntos por partido para ser el octavo mejor de la NBA.  Se convirtió en el primer Pacer en jugar el All Star Game desde Don Buse y Billy Knight en 1977. También terminó segundo por detrás del Rony Seikaly de los Miami Heat por el Premio al Jugador Más Mejorado de la NBA. Indiana llegó a los Playoffs de la NBA en 1990 por primera vez en la carrera de Miller, pero el campeón de la NBA, los Detroit Pistons barrió a los Pacers en primera ronda, a pesar de los 20,7 puntos por partido de Miller con unos tremendos porcentajes de 57´1 % de tiros de campo.

Miller siguió su progresión con otra buena temporada en la 1990-91, con 22.6 puntos y liderando la NBA con un porcentaje de tiros libres del 91´8%. Las siguientes temporadas siguieron con el mismo patrón, grandes temporadas de Miller, pero nunca superaban la primera ronda de playoffs. Hasta que hubo un año en el que todo cambió.

En la temporada 1993-94, Larry Brown asumió el cargo de entrenador de los Indiana Pacers. El promedio de anotación de Miller bajó a 19.9 puntos por partido, pero terminó segundo en la liga en porcentaje de tiros libres y tercero en porcentaje de triples. También se convirtió en el máximo anotador del equipo y en el cuarto jugador en la historia de la NBA en alcanzar los 800 triples en su carrera. Los Pacers ganaron 47 partidos en temporada regular, pero en playoffs dieron la sorpresa y llegaron hasta las Finales de la Conferencia Este. En los playoffs, Miller subió sus prestaciones hasta los 23.2 puntos por partido, una constante en su carrera, pero su actuación en el 5º partido de las Finales de la Conferencia Este contra los New York Knicks en el Madison, es recordada como una de las actuaciones más heroicas de un jugador en la historia. En aquel partido, Miller consiguió 25 puntos en el último cuarto – con 5 de 5 canastas de tres puntos – para llevar a Indiana a una victoria por 93-86. Lo más recordado de aquella hazaña fue ver a Miller intercambiando palabras con Spike Lee tras cada canasta de Reggie. Desde aquel día, la relación de Miller con la grada del Madison fue de un odio intenso. Un odio que hacía a Miller crecerse cada vez que jugaba en el Garden. Pero, aunque los Knicks ganaron esa serie, lo peor para los fans de los Knicks aún no había llegado, ya que el año siguiente Miller se vengaría de aquella eliminación al año siguiente de la manera más cruel. En el verano, Reggie participó y ganó una medalla de oro en el Campeonato Mundial de Baloncesto de 1994 celebrado en Canadá, con la selección de los EEUU, el mal llamado Dream Team II,  siendo el máximo anotador del equipo (17.1 puntos por partido).

En la temporada 1994-95 fue una actuación repetida para Miller y los Pacers en cómo terminó, pero logró mucho en el camino. Fue votado por los fans para comenzar como titular en el All Star Game y fue nombrado para el Tercer Equipo All-NBA. Los Pacers establecieron un récord de la franquicia con 50 victorias y consiguieron su primer título de división desde que se unieron a la NBA como franquicia. El equipo llegó de nuevo a las finales de la Conferencia Este por segundo año consecutivo; esta vez cayendo ante los Orlando Magic liderados por Shaquille O’Neal y Penny Hardaway en siete partidos.

Miller y sus Pacers derrotaron a los Atlanta Hawks en la primera ronda de los playoffs. Pero el momento cumbre llegó para Miller en el 1er partido de las semifinales de la conferencia en New York. Los Pacers estaban 6 puntos por debajo con 16.9 segundos para el final, cuando Miller metió un triple. Robó el pase de saque de fondo y dribló detrás de la línea de tres puntos para meter otro triple para empatar el partido. Después los Knicks fallaron dos tiros libres, Miller logró el rebote y le hicieron falta. Reggie sumó los dos tiros libres para lograr la victoria por 107-105. En un lapso de 8.9 segundos, Miller anotó 8 puntos. El mundo de la canasta, los fans de los Knicks y Spike Lee se quedaron atónitos. La serie llegó otra vez a siete partidos, pero esta vez los Pacers derrotaron a los Knicks. Miller se aseguró de ello esta vez, al anotar 29 puntos en el 7º partido en el Madison Square Garden. Reggie se había tomado la revancha.

En la siguiente ronda contra los Magic, Miller explotó en los primeros seis partidos. Anotó 17 puntos en el primer período del primero, y luego consiguió 37 en el 2º. En el 6º, anotó 28 puntos en la primera mitad. Sin embargo, fue secado (13 puntos) en el 7º y los Pacers cayeron, 101-85. Miller terminó los playoffs con un promedio sobresaliente de 25.5 puntos por partido.

Tras  la temporada 1994-95, Miller fue seleccionado para el equipo olímpico Estadounidense de 1996 que ganaría la medalla de oro en los JJOO en Atlanta.

Las siguientes dos temporadas fueron decepcionantes para Miller y los Pacers. El equipo ganó 52 partidos por segunda temporada consecutiva en la temporada 1995-96.  Desafortunadamente, después de un golpe el 13 de abril que fracturó la cuenca ocular de Miller, éste pudo recuperarse lo suficientemente rápido como para ayudarlos a evitar una derrota en los playoffs de primera ronda ante los Atlanta Hawks. Sin Miller, los Hawks y Pacers empataban a 2 tras cuatro partidos. Reggie hizo una reaparición en el 5º partido pero, a pesar de que anotó 29 puntos, los Hawks lograron una victoria por dos puntos, poniendo fin a la temporada de Indiana. La siguiente temporada, los Pacers se desplomaron con un paupérrimo récord de 39-43 y el entrenador Larry Brown, dimitió al final de la temporada.

Esto dio paso a otra leyenda de Indiana cuando Larry Bird se convirtió en el nuevo entrenador de los Pacers para la temporada 1997-98. Bird heredó un equipo veterano que incluía a Miller, Rik Smits, Dale Davis y el base Mark Jackson, quien se reincorporó al equipo a mitad de temporada del año anterior. Además, en la agencia libre, ficharon a Chris Mullin, un veterano tirador, petición expresa de Larry Bird. En regular season, los Pacers lograron 56 victorias, siendo segundos del Este, únicamente por detrás de los Bulls de Jordan, Pippen y Rodman

Después de deshacerse de los Cavaliers y Knicks en los playoffs, Indiana se enfrentó en una eliminatoria muy esperada contra los Chicago Bulls liderados por Michael Jordan en las Finales de la Conferencia Este. Los Pacers tenían confianza al haber empatado la serie en temporada regular en enfrentamientos directos con los Bulls, 2-2. Después de perder dos partidos muy igualados en Chicago, los Pacers lograron dos victorias en casa. Miller, cuyos heroicos partidos de playoffs han definido su carrera, anotó 13 de sus 28 puntos en los últimos cuatro minutos y medio de la victoria 107-105 en el 3er partido, a pesar de un esguince de tobillo.

Los equipos locales lograron victorias en su cancha, llegando a un dramático 7º partido. En un partido muy cerrado, los Pacers lograron una ventaja de 72-69 con menos de nueve minutos por jugar. Los Bulls, que ganarían posteriormente su tercer título consecutivo de la NBA, se mantuvieron fuertes en defensa, y dominaron las tableros. Al final 88-83 para los Bulls, otra decepción más para Reggie y sus Pacers, cayendo en el último escalón antes de las Finales por tercera vez. La NBA tuvo un paro laboral y se jugó únicamente un calendario de 50 partidos en la temporada 1998-99. Los Pacers empataron con Miami Heat por el mejor récord de la Conferencia Este, con un récord de 33-17. Individualmente, Miller terminó la temporada como el líder de todos los tiempos en la historia de la NBA en triples (1.702) e intentos de triples (4.225). El equipo alcanzó las Finales de la Conferencia Este por cuarta vez en seis años, pero su camino a las Finales de la NBA fue de nuevo frustrado por los Knicks. Pero, finalmente, la próxima temporada, los Pacers llegaron a la final. Los Pacers tuvieron el mejor récord (56-26) en la Conferencia Este, pero tuvieron problemas para superar a los Milwaukee Bucks en una dura serie de primera ronda de cinco partidos. Pero finalmente, ganaron por 3-2.

En el 1er partido de las Semifinales de la Conferencia Este contra los 76ers de Filadelfia, Miller y Rose anotaron cada uno 40 puntos, convirtiéndose en la cuarta pareja de compañeros en la historia de los playoffs en lograr esa hazaña en la victoria de los Pacers por 108-91. Después de eliminar a los 76ers en seis partidos (4-2), en las finales de la conferencia este, los Pacers volvían a verse las caras con sus enemigos más acérrimos, los Knicks de New York. Tras los 4 primeros partidos había un empate a 2. Luego, los Pacers ganaron el 5º partido en casa y cerraron la serie en el Garden gracias a los 34 puntos de Miller para lograr la clasificación  a las Finales de la NBA. Sin embargo, Miller y los Pacers se encontraron con un equipo dominante en los Lakers de Los Angeles liderado por Shaquille O’Neal y Kobe Bryant. Los Pacers fueron fácilmente derrotados en los primeros dos juegos partidos en Los Angeles. Ganaron el primer partido en casa de la final de la NBA en la historia de la franquicia por 100-91, y casi lograron otra victoria en el decisivo 4º partido al perder por 120-118 en la prórroga. Aunque los Pacers derrotaron a los Lakers por 120-87 en el 5º, la serie fue resuelta por Los Angeles en su casa en el 6º partido, en un muy igualado partido, 116-111 para los californianos. Miller promedió 24.3 puntos por partido en la serie, pero nunca fue el Miller decisivo de otras series. Los Pacers pasarían por muchas etapas de transición durante los últimos cinco años de Miller con la franquicia, pero estaba claro que todavía era el líder del equipo.

Larry Bird dejó el banquillo tras tres temporadas de gran éxito, pero otra leyenda de Indiana asumió el cargo de entrenador, Bird fue reemplazado por la ex-estrella de Indiana y famoso jugador de la NBA, Isiah Thomas. Rik Smits se retiró y Mullin pidió ser liberado para poder firmar con Golden State y terminar su carrera donde comenzó. Mark Jackson se fue y ala-pivot, Dale Davis fue traspasado a Portland por el joven pero prometedor pívot, Jermaine O’Neal.

La puntuación de Miller disminuyó cuando Rose se convirtió en la primera opción ofensiva. Y con tantas caras nuevas y un equipo menos experimentado, los Pacers tuvieron problemas en temporada regular, pero con un récord de 41-41 se clasificaron para los playoffs.

Los playoffs, una vez más, pertenecían a Miller. Consiguió un triple  con 2.9 segundos por jugarse para lograr una sorprendente victoria 79-78 en el 1er partido en Philadelphia. Miller promedió 36.0 puntos por partido en los siguientes tres partidos, pero no fue suficiente ya que los Sixers se recuperaron para ganar la serie en cuatro partidos.

La siguiente temporada, los Pacers consiguieron un récord de 42-40. Volvieron a ser octavos del Este y les obligó a enfrentarse a los mejores Nets de su historia. En el decisivo 5º partido de la serie de primera ronda, Miller metió un triple desde medio campo para forzar la prórroga.  Pero los Nets se recuperaron para ganar en la segunda prórroga por 120-109 y ganar la serie.

Siempre evolucionando, los Pacers se reconstruyeron rápidamente para convertirse en un contendiente. Bird regresó después de una ausencia de dos años de la franquicia, pero como presidente de operaciones.

Poco después, Thomas fue reemplazado por Rick Carlisle, un ex asistente de Bird que había sido despedido como entrenador jefe de los Detroit Pistons a pesar de tener dos temporadas exitosas en temporada regular, pero fracasando en playoffs.

Los Pacers pasaron a tener el mejor récord en la NBA en la primera temporada de Carlisle, 61-21, estableciendo un récord de franquicia de victorias. Pero los Pacers perdieron en seis partidos ante Detroit en la final de la conferencia este. En la última campaña de Miller, que comenzó en la lista de lesionados después de fracturarse un hueso en su mano izquierda durante la pretemporada, pero Reggie se despidió a lo grande.Anotó al menos 30 puntos en seis ocasiones y promedió casi 20 puntos por partido en ausencia de Jermaine O’Neal, el líder anotador del equipo. Los Pacers llegaron a los playoffs como sexto favorito en el Este. Derrotaron al campeón de la División Atlántico, Boston Celtics, en siete partidos en la primera ronda. Pero después, los Pacers cayeron ante el campeón en ejercicio, Detroit  Pistons por 4-2 en las semifinales de la Conferencia Este a pesar de una actuación con 27 puntos de Reggie Miller en su último partido. Cerca de la conclusión del partido, Miller dejó la pista por última vez ante la ovación de un público que duró unos minutos.

Por cierto, esta leyenda, tenía otra hermana de leyenda……………………???????????

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>