BILL WALTON. EL QUE PUDO SER EL MAS GRANDE

SIENDO UNIVERSITARIO, FUE ARRESTADO POR PROTESTAR EN UNA BARRICADA EN CONTRA DE QUE EE.UU PARTICIPARA EN LA GUERRA DE VIETNAN

El famoso jugador de baloncesto Bill Walton nació el 5 de noviembre de 1952 en La Mesa, California. Bill era un niño tímido y nervioso con un problema de tartamudeo, sin embargo se convirtió en una gran estrella poderosa presencia en la zona en una cancha de baloncesto. Walton llevó a Helix High School a dos campeonatos consecutivos en sus últimos dos años, promediando 29 puntos y 25 rebotes como senior.

En 1971, Walton se unió al equipo de baloncesto más potente jamás conocido, encabezado por el legendario entrenador John Wooden en la Universidad de California, Los Ángeles, la grandiosa UCLA. “The Big Redhead” ayudó a mantener la dinastía UCLA en la cancha, llevando al equipo a los récords de dos temporadas consecutivas con un increíble récord de 30-0 y a los campeonatos de la NCAA para UCLA, siendo Walton estudiante de primer y segundo año. El rendimiento de Walton en el partido por el título en el año 1973, en el cual él falló apenas uno de 23 tiros de camino a la consecución de 44 puntos, se considera como uno de los, si no el que más, logros individuales más grandes en historia del campeonato universitario.

Pero el enfoque de Walton no se limitaba al baloncesto, ya que el niño tímido se convirtió en un miembro muy visible de la escena de la contracultura hippie. Dejó crecer su pelo, y apareció en los programas de Grateful Dead y se convirtió en un gran crítico de la administración del presidente Nixon. Como estudiante de segundo año, fue arrestado por tomar parte en la barricada de un edificio de la administración del gobierno para protestar por la participación de los EEUU en la guerra de Vietnam.

La última temporada como universitario de Bill Walton terminó con una relativa decepción cuando UCLA perdió en la Final Four en una de las mayores sorpresas de la historia de la NCAA.  Pese a ello, Bill Walton consiguió su tercer premio consecutivo del Jugador del Año de la NCAA. Posteriormente, fue seleccionado con la selección número 1 por los Portland Trail Blazers en el Draft de la NBA de 1974.

Carrera de la NBA

Walton tuvo un impacto inmediato a nivel profesional. Con sus 2,10 metros de altura y 130 kilos de peso, tenía el tamaño para ser devastador taponando tiros, reboteando, y mostró una tremenda capacidad de pasar, en ataque era un jugador muy parecido al gran Arvidas Sabonis pre-lesiones. Era un jugador que tenía un infalible tiro a tablero y una agilidad con el bote como si fuera un base, que le permitía entrar a canasta como un exterior. Podría haber sido el pívot, y estaba llamado a ello, más grande de la historia. Lamentablemente, y curiosamente le pasó lo mismo que a Sabonis y jugadores como Yao Ming o Rik Smits.

Y es que, a un cuerpo tan grande y fuerte de cintura para arriba, le secundaban unas piernas demasiado livianas para aguantar tanto peso. Y sus pies lo pagaron muy caro. Bill tuvo inmumerables lesiones, basta leer esto:

“No puedo describir el dolor. Piensa en estar sumergido en una tinaja electrificada con ácido hirviendo en su interior. Esto no sería nada con el dolor que he sufrido. La gente que no ha sufrido este dolor no puede saberlo. Estaba parado asomado al puente pensando si era mejor saltar que volver a donde estaba. Ahora tengo una vida nueva, pero llegué a un punto en que no me valía la pena vivir”. Bill, atenazado por el tremendo dolor, pensaba en el suicidio. Una operación de más de ocho horas en su columna vertebral, en la que le realizaron 4 incisiones y le insertaron 4 tornillos y 2 barras de titanio, cambió su situación: “El Dr. Steven Garfin me salvó la vida”.

Su carrera en la NBA también se vio afectada de inmediato por una serie de lesiones, Bill jugó 86 partidos de 164 posibles en sus primeros dos años.

Walton al menos disfrutó de unos años en la cima de su carrera profesional durante la temporada 1976-77. Lideró a la NBA con 14,4 rebotes y 3,2 tapones por partido, y coronó el año con el Premio MVP de la Final de la NBA tras liderar a Portland a una victoria de seis partidos sobre los Philadelphia 76ers para lograr el campeonato de la NBA, ese año se desató la Blazermanía. Fue nombrado MVP de la liga la temporada siguiente, pero sufrió una rotura de tobillo durante los playoffs, una lesión que lo dejó de baja durante más de un año.

Walton firmó un gran contrato como agente libre con los Clippers de San Diego en mayo de 1979, pero jugó sólo 14 partidos esa temporada y se perdió las siguientes dos temporadas debido a más lesiones de tobillo. Tuvo una segunda juventud al fichar por los Celtics de Boston antes de la temporada 1985/86 y logró jugar todos los partidos de aquella temporada, hecho inédito en su carrera, consiguiendo el premio de  mejor Sexto Hombre de la NBA mientras ayudaba a los poderosos Celtics ganar el Campeonato de la NBA en 1986.

Pero las lesiones volvieron a martirizar a Walton y lo limitaron a 10 partidos en la temporada 1986-87. Después de aquella temporada, Bill dio por finalizada su carrera con promedios de 13.3 puntos y 10.5 rebotes por partido.

A pesar de todas las lesiones que sufrió a lo largo de su carrera, Walton fue reconocido como uno de los pivots más grandes de la historia cuando fue elegido al Naismith Memorial Basketball Hall of Fame en 1993.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>