CHARLES BARKLEY. LA LENGUA MAS LARGA DE LA NBA

Famoso por ser un jugador con poca altura para jugar debajo de canasta que se codeaba con los mejores pívots de la liga, llegando a ser máximo reboteador en la temporada 1986-87 con una media de 14,6 rebotes por partido. También por ser seleccionado en el mejor quinteto de la NBA en cinco ocasiones, MVP de la  temporada de la NBA, o ser incluído como uno de los 50 mejores jugadores de la historia de la NBA y formar parte del Basketball Hall of Fame desde el 2006, o tener en su palmarés dos medallas de oro olímpicas, siendo miembro del legendario Dream Team de 1992, en el que fue máximo anotador del equipo. Participó en la tercera versión del Dream Team (mezcla de la 1ª y la 2ª) en los Juegos de Atlanta 96 liderando al equipo Norteamericano en anotación, rebotes y porcentaje de tiros de campo. Hablamos de Charles Barkley, “Sir” Charles, el “gordo” Barkley.

Nacido el 20 de febrero de 1963, en Leeds, Alabama, Charles Wade Barkley es considerado uno de los mejores ala/pívots de la historia de la NBA. Barkley fue uno de los cuatro jugadores en la historia de la liga que anotó al menos 20.000 puntos, cogió más de 10.000 rebotes y repartió más de 4.000 asistencias. Fue nombrado uno de los 50 mejores jugadores de la NBA de todos los tiempos.

Sin embargo, Barkley no estaba inicialmente en el radar de muchos scouts universitarios. Pero en su último año en el High School de Leeds, Barkley comenzó a progresar en su juego. Habiendo crecido 20 centímetros en tan sólo 12 meses, Barkley promedió 19.1 puntos y 17.9 rebotes por partido ese año, y llevó a la escuela a un récord de 26-3.

En las semifinales de la conferencia, contra el mejor jugador de Alabama, Bobby Lee Hurt, Barkley sorprendió a los scouts de las universidades que iban a ver al famoso Hurt, al anotar 26 puntos.

Esa actuación llevó a Barkley a la Universidad de Auburn en el otoño de 1981. Allí, the “Round Mound of Rebound”, como llegó a ser apodado en sus años universitarios, viviendo a ser como la gran montaña del rebote, fue una fuerza de la naturaleza en la pintura. A lo largo de su carrera de tres años en la universidad, Barkley ganó varios premios, incluyendo Jugador de la Conferencia del Sudeste del Año en 1982, 1983 y 1984. Más tarde fue nombrado en el equipo del siglo de Auburn. Todavía se pueden ver videos de su juego, contrataques que terminaban en mates salvajes, rebotes y tapones espectaculares, toda una fuerza de la naturaleza.

Después de su temporada de último año o senior, Barkley declaró que estaba listo para los profesionales. En la primavera de 1984, los Philadelphia 76ers seleccionaron al power forward con la quinta selección en el draft de la NBA. Carrera de la NBA Los 76ers habián ganado el título de la NBA solamente un año antes de la llegada de Barkley y , añadido a una lista de veteranos que incluía a Julius Erving y Moses Malone, la adición de Barkley les ponía a los Sixers como candidatos otra vez al anillo. Para Barkley hubo pocos problemas de adaptación a los profesionales. Su año de novato, promedió 14 puntos y 8.6 rebotes por partido y fue nombrado para el equipo de novatos de la NBA. Ese año, los 76ers avanzaron a las semifinales de la Conferencia Este, donde el equipo perdió ante Larry Bird y los Celtics de Boston.

Esa temporada curiosamente fue la más exitosa durante los ocho años de Barkley en Philadelphia. Al principio de su carrera, especialmente, Barkley era un jugador difícil de entrenar, alguien que fue públicamente criticado por sus compañeros debido a un juego inconsistente y excesivamente individualista Pero Barkley durante la temporada 1987-1988 maduró y explotó todo su juego, y finalmente fue elegido en el primer equipo de la NBA por primera vez en cuatro años de profesional. su progresión y estrellato no tenía límites, aunque su equipo no acompañaba en cuanto a lograr éxitos colectivos. En 1992, Barkley se unió al “Dream Team” de los EEUU en las Olimpiadas de Barcelona. Después de ayudar al mítico equipo a ganar la medalla de oro, fue traspasado a los Phoenix Suns, donde logró el premio MVP y llevó a los Suns a las finales de la NBA 1993. En la lucha por el  campeonato, los Suns fueron derrotados por Michael Jordan y los Chicago Bulls en seis partidos.

Sir Charles se ha convertido en uno de los jugadores más famosos de la NBA debido tanto a su talento como a su carácter en la cancha. Fue criticado en marzo de 1991 por escupir a un niño, y más tarde explicó que había querido golpear a un aficionado que le estaba profiriendo insultos de carácter racista. A pesar de la publicidad negativa con respecto a su lado malo, su personalidad sincera también le hizo ganar numerosos patrocinios comerciales. Durante un entrenamiento de pretemporada en octubre de 1993, Barkley se desplomó cuando sus piernas quedaron entumecidas. Aunque las pruebas revelaron una lesión en la espalda, anunció unos días más tarde que se retiraría después de la temporada 1993-94. Sin embargo, decidió jugar dos temporadas más en los Suns. Y después de todo, en 1996, fue traspasado a los Rockets de Houston y siguió dando espectáculo y buenos números hasta que decidió retirarse en el año 2000 debido a una grave lesión de rodilla.

Y después de la NBA

Después de retirarse de la NBA, Barkley firmó para hacer un programa de entrevistas en TNT en 2003 llamado Listen Up !. Actualmente trabaja para la TNT como analista de estudio para Inside the NBA. Con Shaquille O´Neal forma una de las mejores parejas de analistas y comentaristas de la NBA.

Sin embargo, no vamos a terminar aquí sin dejar las MEJORES PERLAS del gordo Barkley. Sir Charles también es recordado por su personalidad, su carácter y su bocaza, en la que demostró no tener ningún pelo en ella. “El Gordo” siempre en la cabecera de las noticias no dejaba indiferente a nadie, y boca que en muchas ocasiones le jugó muy malas pasadas, dejó en su etapa como jugador este tipo de “perlas”, que ustedes mismos pueden juzgar………………

“No me importa lo que diga la gente. La gente es imbécil”

“Creo que el equipo que gane el quinto partido ganará la eliminatoria. Eso es lo que pienso salvo que no seamos nosotros los que ganemos ese quinto partido”

“Si no estuviera ganando tanto dinero por hacer mates jugando al baloncesto la mayoría de la gente saldría corriendo al verme por la calle”

“No soy exactamente un modelo de conducta”

“Mi familia no para de decir que George Bush gusta a los ricos. Entonces tengo que recordarles que yo también soy rico”

“La única diferencia entre un mal tiro y un buen tiro es si entra o no”

“Sabes que el mundo se ha ido a la mierda cuando el mejor rapero es blanco y el mejor jugador de golf, negro”

“Estoy en venta. Si me pagan lo suficiente trabajaría para el Ku Klux Klan”

“Tienes que creer en tú mismo. Yo creo que soy el tipo más guapo que te puedas encontrar y quizá incluso esté en lo cierto”

“No odio a nadie. No al menos por espacios superiores a 48 minutos y una hipotética prórroga”

“Me he retirado. Ahora soy justo lo que necesitaba América: otro negro sin empleo”

“¿Si me reconocen si voy a Dakota del Sur? Claro, soy el único negro”

“No llegué a graduarme en Auburn pero tengo trabajando para mí a un par de pesonas que sí lo hicieron”

“Auburn me reclutó llevándome a un club de striptease. Cuando vi todas esas tetas supe que su programa académico era justo lo que estaba buscando”

“Dick Bavetta y Moisés separaron juntos las aguas del Mar Rojo” (Bavetta es un árbitro ya retirado que dirigió partidos de NBA durante 39 años)

“Mi hija ha cumplido 17 años pero no tiene citas. Y lo agradezco, que no las tenga hasta que yo esté en el Hall of Fame. No quiero matar a nadie antes de que me metan en el Hall of Fame”

“Nuestro negocio es patear traseros. Y por ahora el negocio va viento en popa”

“Si dicen que un jugador es muy trabajador, es que es muy malo. Es como cuando dicen que una chica tiene una gran personalidad: es fea, seguro”

“No conozco al gobernador de Alabama. Por su mansión no van muchos negros. Salvo que sea para limpiar, claro”

En Barcelona 92, antes de jugar con Angola: “No sé nada de Angola. Bueno, sé esto: van a tener problemas” Después del partido del Dream Team ante el equipo africano (116-48), dijo esto sobre un altercado que había tenido con jugadores rivales: “Alguien me pegó y si alguien me pega, yo le pego. Aunque parezca que lleva dos semanas sin comer. Además pensaba que me iba a sacar una lanza”

“¿North Carolina falló 22 de sus 23 últimos tiros contra Georgetown? Hasta Stevie Wonder podría meter un tiro de 23…”

“Nunca le regalo un reloj a una chica. Ya tienen uno en la cocina”

“Siempre me preguntan por mi técnica para coger rebotes. Esta es mi técnica: ve y coge la maldita pelota”

A Stanley Roberts, pivot de más de 130 kilos: “Stanley, podrías ser un gran jugador sólo con aprenderte estas tres palabras: ‘ya estoy lleno’”

“Debe haber unos 15 negros multimillonarios en América y la mitad estamos aquí en el All Star”

A Steve Kerr: “Si no hubieses tenido ese tiro no habría habido ningún motivo para que siguieras vivo”

Después de que Nate Robinson fallara un mate en un concurso del All Star: “No creo que vaya a deprimirse por eso. Juega en los Knicks”

“El único parecido que hay entre Larry Bird y Christian Laettner es que los dos mean de pie”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>