WALT FRAZIER. EL MAGO DEL MADISON

Los primeros años y Escuelas

Walter Frazier Jr. nació el 29 de marzo de 1945, en Atlanta, Georgia. Fue el mayor de nueve hermanos, Frazier se crió en una familia bastante pobre y con poco dinero y aprendieron a jugar al baloncesto en un patio de tierra cerca de su casa. Ya desde pequeño, Walter demostró ser un atleta excepcional, sin embargo empezó destacando en otros deportes como el béisbol y fútbol americano. Sin embargo, debido a su gran altura, empezó a jugar a baloncesto en la David T. Howard High School, después de rechazar becas de fútbol americano en las escuelas más importantes de los EEUU como la Universidad de Kansas y la Universidad de Indiana.

Finalmente Walt Frazier, se inscribió en la Universidad de Southern Illinois.

Walt tuvo bastantes problemas para adaptarse en dicha universidad hasta su temporada junior (tercer año), con lo que Frazier utilizó el tiempo para centrarse en su trabajo escolar y mejorar sus fundamentos defensivos dentro de su rol desde el banquillo. Su titularidad indiscutible fue en su último año, senior, en la temporada 1966-67 y fue un triunfo, mientras ayudaba a la Southern Illinois convertirse en la primera pequeña universidad para ganar el  Invitational National Tournament. Walt promedió 18 puntos por partido, prueba de su progresión fue que en las anteriores tres temporadas, todas ellas sumadas, no llegó a promediar tantos puntos como en la última temporada de Walt Frazier en la Universidad de Southern Illinois.

Tras la temporada 1966/67  fue seleccionado con la quinta selección en el draft de 1967 por los New York Knicks.

Estrellato en la NBA

Frazier tuvo unos inicios difíciles con los Knicks, normales para un rookie de sus características, era un jugador de gran calidad e inteligencia, pero un poco lento. Pero, poco a poco, se ajustó al juego físico de la NBA. Su lema fue “el juego es rápido, yo no lo soy, así que piensa más rápido”.

Fue nombrado para el equipo All-Rookie (mejor quinteto de novatos) al final de la temporada 1967-68. Los Knicks pronto se convirtieron en uno de los mejores equipos de la liga y aspirantes legítimos al anillo junto con los poderosos Los Angeles Lakers y Boston Celtics. Frazier desde el principio fue uno de sus mejores jugadores y titular desde la mitad de su temporada de rookie. Sus manos rápidas en defensa eran consideradas como “las manos eran más rápidas que la lengua de un lagarto”, llegó a declarar uno de sus rivales, Nate “Tiny” Archibald, el base más explosivo de la década de los 70.

Walt Frazier fue nombrado en el mejor equipo defensivo de la NBA en 1969, siendo  la primera de las siete temporadas consecutivas que fue elegido como miembro del mejor equipo defensivo. Y en 1907 fue elegido por primera vez miembro del mejor equipo de la NBA, lo que consiguió cuatro veces en su carrera.

Frazier también se convirtió en una celebridad en New York conocida por su estilo extravagante, sus coloridos trajes y abrigos de visón, captando la atención de los tabloides de Nueva York. Aficionado a los sombreros “Borsalino” de ala ancha usados por Warren Beatty en la película “Bonnie and Clyde” de 1967 , se hizo conocido como “Clyde” entre sus compañeros de equipo, el mote de Walt “Clyde” Frazier es recordado por los buenos aficionados de la NBA. Pero a pesar de sus fuertes pasiones hacia la moda y sus apariciones en los tabloides neoyorquinos, Walt nunca dejó de rendir en la cancha al 100%. Siempre fue conocido por su espíritu de lucha y combativo que, unido a su calidad indiscutible, le llevó a ganar dos anillos con los New York Knicks en 1970 y 1974. De hecho, han pasado más de 40 años, y los fans y de los Knicks aún siguen recordando aquellos Knicks de los 70 con Willis Reed, Earl “The Pearl” Monroe, David DeBuschere o Bill Bradley. Pero de quien no se olvidarán nunca es de Walt “Clyde” Frazier, el verdadero líder de los Knicks campeones.

Como veníamos diciendo, los New York Knicks eran uno de los favoritos al anillo y cuajaron una grandísima temporada 1969-70. Ganaron, fue entonces un récord de la franquicia, 18 partidos consecutivos antes de avanzar a las finales de la NBA para jugar contra Los Angeles Lakers. Fue una serie histórica que llegó al último partido, Frazier, Monroe y Reed contra Jerry West, Elgin Baylor y Wilt Chamberlain. El 7º partido de la serie final fue recordado principalmente por la inspiración proporcionada por lesionado capitán Willis Reed, jugando cojo. Pero Frazier fue quien llevó a los Knicks con 36 puntos, 19 asistencias y cinco robos para conseguir  el primer campeonato en la historia de la franquicia de los New York Knicks, y uno de los más recordados en ls historia de la NBA.

Honores de MVP

Junto con su compañero estelar en el puesto de escolta, Earl “The Pearl” Monroe en la famosa dupla que los llamaban los “Rolls Royce” de la liga, Frazier volvió a llevar a los Knicks de regreso a las finales de la NBA en 1972 y un segundo campeonato en el año 1974, también ganado contra los Lakers por 4-1 en las finales. Continuó deslumbrando a pesar de que la dinastía de los Knicks se fue desmoronando. Fue MVP de un All-Star anotando 30 puntos en 1975, pero fue traspasado a los Cavaliers de Cleveland después de que los Knicks perdieron los playoffs por segundo año consecutivo en 1977. Frazier se retiró después de jugar sólo tres partidos con los Cavaliers en 1979, debido a un calvario de lesiones. Fue siete veces All-Star, terminó su carrera como líder histórico de los Knicks en puntos, asistencias y partidos jugados. Fue seleccionadopara el Hall of Fame en 1987 y nombrado en el 50 Aniversario de la NBA en 1997 como uno de los 50 mejores jugadores de la historia de la NBA. Fue, sin duda, el mago del Madison Square Garden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>