ROBERTO DUEÑAS EL TECHO DE 2,21 CON DIEZ TÍTULOS Y UNA MEDALLA

 

EL TECHO DEL BASKET NACIONAL FUE DETERMINANTE EN EUROPA EN LOS 90

Si eres ojeador de baloncesto y ves a un chaval que está esperando coger un autobús urbano en la parada, y este es más alto que la propia parada. Tú obligación es parar y preguntarle al chico en cuestión si juega al baloncesto. Esto hizo un ojeador del Fuenlabrada, localidad natal del techo del baloncesto Español en la década de los 90 y principios del 2000, Roberto Dueñas. Sus intimidatorios 2 metros y 21 centímetros (padecía de acromegalia) fueron claves para obtener un excelente palmarés con el Barcelona.

Roberto Dueñas comenzó a jugar en los  juveniles del Móstoles en la temporada 92-93, y  jugó como cedido en el Fuenlabrada en la 94-95. Su envergadura no pasaba por alto de los grandes clubes de nuestro baloncesto y Dueñas fichaba por el FC Barcelona en la temporada 94-95 aunque, en un inicio, jugó en el equipo filial del  Club Bàsquet Cornellá (95-96). En esa temporada, sin embargo, ya participó en algunos partidos del primer equipo culé.

En la campaña 96-97 se incorpora de forma definitiva, a la disciplina del primer equipo barcelonista. Tras completar una gran temporada destacando en la Liga ACB, ese mismo año fue elegido en la segunda ronda del draft de la NBA con el número 58 por todo unos Chicago Bulls. Sus derechos fueron transferidos a los New Orleans Hornets, sin embargo, el pívot rechazó la opción de jugar en la NBA y optó por seguir jugando y triunfando en el FC Barcelona, con el que consiguió con sus  2,21m. y 141 kg ser uno de los pívots más determinantes de Europa, pívot titular indiscutible durante diez años, y  que contribuyó de forma directa y decisiva a los éxitos de su club, con el que capturó 2113 rebotes y puso 266 tapones, siendo el máximo reboteador y taponador de la historia del Barça, para conseguir seis ligas ACB, 2 Copas del Rey, 1 Euroliga y 1 Copa Korac.

En Julio de 2005 el Barcelona le comunicaba a Dueñas la rescisión de su contrato, en medio de una profunda renovación de plantilla llevada a cabo por el entonces nuevo director técnico, Zoran Savić, y el nuevo entrenador, Duško Ivanović. Tras su marcha Dueñas fichaba por el Akasvayu de Girona, club que tras haber jugado una temporada  fichó por el Joventut de Badalona, equipo en el que se retiró con unos problemas crónicos de espalda que poco a poco apartaron de las canchas, a todo un referente del Barcelona cuyo número 12 le retiró y también del basker nacional, no en vano disputó con la selección Española de baloncesto, 84 partidos consiguiendo la medalla de plata en el Eurobasket de 1999.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>