BILL BRADLEY. GENIO DENTRO Y FUERA DE LAS CANCHAS

CAMPEÓN DE LA NBA Y POLÍTICO DE ÉXITO, HIZO HISTORIA EN LA CANCHA Y EN LA FISCALIDAD

Bill Bradley, fue un gran jugador de baloncesto convertido después en un político de éxito. Ya desde sus inicios en la High School de Princeton, llevó a su equipo a tres títulos consecutivos de la Ivy League. Después de su graduación en la escuela secundaria, se saltó el draft de la NBA para poder estudiar en Oxford y tener un Máster en estudios políticos, saltando posteriormente a la NBA sin ser elegido en el draft. Una vez que dio el salto a la NBA, ganó con los New York Knicks dos anillos, en 1970 y 1973. Fue elegido senador de la ciudad de New Jersey, una vez que se retiró.

Primeros años

William Warren “Bill” Bradley nació el 28 de julio de 1943, en Crystal City, Missouri. Era hijo de un presidente de de la banca, que se crió con las comodidades en una barriada de familias en su mayoría de la clase alta trabajadora, al contrario que otros muchos jugadores de la NBA, que nacieron en suburbios y que utilizaron el baloncesto como vía de escape para una infancia realmente complicada. Pero para Bill Bradley, dichas comodidades no fueron un impedimento para entrenar en el patio de su casa día tras día con la esperanza de jugar algún día en la NBA, y con mucho éxito.

Bill ya medía más de 1,80 en octavo curso, y se convirtió en uno de los jugadores más famosos de la región en el Crystal City High School. Recibió 75 ofertas de becas para jugar en la universidad. Primero se comprometió de la Universidad de Duke, pero cambió de opinión y se enroló en la Universidad de Princeton justo antes del inicio de la temporada 1960-1961.

Su etapa en Princeton y Oxford

Ya en la NCAA, en la universidad de Princeton, Bill Bradley medía 1,95 y destacaba por ser un jugador todo-terreno que podía anotar, rebotear y defender de manera destacada. Bradley se convirtió en la estrella indiscutible del programa de baloncesto de Princeton, un programa que destacaba sobre todo por sus estudios, pero que tiene también grandes resultados en deportes. Bradley tuvo un promedio de más de 30 puntos por partido en sus tres temporadas en el equipo universitario, siendo elegido en equipo All-America en cada una de las tres temporadas en las que Bill jugó en Princeton. El verano antes de su último año, la temporada 1963-1964, fue capitán del equipo estadounidense que ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 1964.

Bill Bradley, llevó a Princeton una gran sorpresa, a las semifinales nacionales de la NCAA en la temporada 1964/1965, antes no se jugaba Final Four. Fue elegido jugador del año en todo Estados Unidos por la prensa, y fue el primero en ganar el premio “Amateur Athletic Unión Sullivan Award” para el jugador del año.

Galardonado con una beca “Rhodes” antes de graduarse magna cum laude en 1965, Bradley rechazó una oferta para jugar en el baloncesto profesional de la NBA en los New York Knicks y pasó dos años en el Worcester College de Oxford. Incluso consideró la posibilidad de matricularse en la escuela de derecho y comenzar una carrera política, pero decidió dejar aparcada su carrera política para retomar su carrera en el baloncesto al unirse a los New York Knicks a finales de 1967.

Su carrera en la NBA

Después de luchar contra la inactividad de dos años sin jugar a baloncesto, y de empezar con la temporada en curso, Bradley tardó unos partidos en acoplarse. Pero en su temporada de rookie, Bill Bradley se convirtió en un jugador fundamental de rol complementario de vital importancia en un equipo que contaba con grandes talentos tales como Walt “Clyde” Frazier y Willis Reed. Conocido como “Dollar Bill” y “Mr. president”, fue una pieza clave para ayudar a los Knicks a ganar los anillos de la NBA en 1970 y 1973, siendo incluso elegido para el All Star Game en su último año de carrera gracias a sus 16,1 puntos y 10 rebotes por partido.

Bill Bradley se retiró de los New York Knicks en 1977 y fue elegido al Salón de la Fama del Baloncesto de Naismith en 1983. Nada más abandonar su carrera en la NBA escribió su primer libro, La vida en el funcionamiento, en la que describe su exitosa carrera en la NBA que iba compaginando con sus ambiciones políticas. En uno de sus capítulos narra que la carrera en la NBA le ayudó en gran parte para convertirse en un orador excepcional.

Senador y candidato presidencial

A pesar de no tener experiencia previa en el cargo, Bradley no tardó en tener éxito como político obteniendo un cargo en el  Senado de su estado natal de Nueva Jersey en 1978, solamente un año después de su retirada de la NBA. Fue también miembro de los comités de Finanzas del Senado y la energía, así como presidente de la Fuerza de Tarea económica democrática. Bradley fue el principal impulsor de la Ley de Reforma Fiscal de 1986. Todo un éxito sin precedentes ver como un ex-jugador de la NBA, all-star, campeón dos temporadas de la liga, es capaz de llegar tan lejos fuera de las canchas en un hábitat tan complejo como lo es la política.

Pero el gran logro en su vida estuvo muy cerca de convertirse, y es que Bill Bradley estuvo bastante cerca de convertirse en Presidente de los Estados Unidos, y eso eran palabras mayores. Después de ser asesor y vicepresidente de JP Morgan & Co., Inc, una de las compañías más importantes del país, finalmente surgió como principal aspirante a la nominación presidencial demócrata de 2000. Pero finalmente cayó en las primarias contra Al Gore, que fue el rival de George Bush para las elecciones a la presidencia de los EEUU. Bill Bradley, una historia de éxito dentro y fuera de las pistas que difícilmente veremos nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>