Gregor Fučka y Carlton Myers, el último destello Italiano del siglo pasado(Parte I)

EL ALA-PÍVOT NACIONALIZADO ITALIANO CONSIGUIÓ DOS MEDALLAS CON LOS TRASALPINOS

A finales de la década de los 90, la selección de Italiana de baloncesto consiguió dos medallas de manera consecutiva en sendos Eurobaskets, en concreto una de plata en el de 1997 y una de oro en 1999. De aquella selección campeona continental destacaban entre otros, dos jugadores nacionalizados no nacidos en Italia, Carlton Myers y un ala-pívot muy efectivo y ambidiestro de origen Esloveno Gregor Fučka, que debajo del aro anotaba con ambas manos, duplicando siempre sus opciones para el bien del equipo.

Este elegante jugador de 2,15, natural de la ciudad Eslovena de Kranj. Debutaba  como profesional en el tradicional conjunto Esloveno del Olimpia de Ljubljana en el año 1988. Con sólo 19 años en 1990 se fue a Italia, a tan solo 10 kms de la frontera Eslovena para jugar en el Stefanel de Trieste, donde permaneció cuatro temporadas y donde ya se veía de lejos que Fučka iba para estrella. Fichó por el Olimpia de Milán, donde estuvo hasta el año 97. Año en el que se enroló en las filas de  la Fortitudo de Bolonia, donde jugó hasta 2002, donde puso rumbo para España, para jugar en el F.C.Barcelona. Su bagaje en Italia fue de  2 Ligas italianas y 2 Copas italianas, una liga y copa con cada equipo en los que militó. En el Barcelona se convirtió en clave en la rotación del equipo. El Italiano consiguió Ligas ACB, 1 Copa del Rey 1 Supercopa y la primera y ansiada Euroliga para los culés, en la que fue clave. Tras cuatro años de ensueño, Fučka no abandonaba España y se fue a jugar al entonces millonario Akasvayu de Girona donde conseguía otro título Europeo al ganar la Eurocopa de Fiba. Su etapa en la liga ACB dejó unos promedios de  9.9 puntos, 5.3 rebotes y 10.3 de valoración. Tras su paso por Girona un año después volvía a su Italia de adopción para jugar en la Lottomatica Roma, reclamado por el entonces director deportivo Romano su amigo y ex compañero Dejan Bodiroga. A la siguiente temporada volvía al Fortitudo de Bolonia y en 2009 se incorporaba al Pistoia, donde se Fučka  ponía punto y final a una exitosas carrera, que sin hacer un excesivo ruído lo convirtieron en unos de los jugadores más destacados en el viejo continente de finales de los 90 y principios de este siglo. Con un palmarés que habla por sí solo de dos Ligas, dos Copas y una Supercopa Italianas, dos Ligas, una Copa y una Supercopa Españolas, una Euroliga (Barça) y una Eurocup (Girona).Y una plata y un oro en los Eurobaskets de 1997 y 1999, con la selección Italiana…………………………………………..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>