PETAR NAUMOSKI LEYENDA MACEDONIA

EL BASE MACEDONIO FUE UN ÍDOLO EN TURQUÍA DONDE SE LLEGÓ A ESCRIBIR SOBRE SU PERSONA

El baloncesto en Turquía comenzó a explotar en los años 90. El delirio la locura y la pasión en las gradas de las canchas de unos equipos que ofrecían grandes contratos a los jugadores que enloquecían a los pabellones que los convertían en auténticas calderas.  Entre tanto jugador , destacó por encima de todos un eléctrico Macedonio llamado Petar Naumoski, que es auténtica leyenda en el país Otomano, en el que tal fue su calado que se llegaron a escribir libros sobre él.

Este jugador de 1,94 (uno de los primeros bases altos) de enorme calidad, pasa por ser el mejor jugador Macedonio de la historia, con una capacidad extenuante de anotar, tanto de 2 puntos como de 3, además de sus altísimos promedios desde la línea de tiros libres. Sin duda uno de los grandes cañoneros de la década de los 90, y que no solo triunfó por los equipos por donde pasó si no que dejó un recuerdo imborrable en los mismos. Su carácter y su capacidad de liderazgo, conciliaban de manera muy especial con sus aficiones.

Naumoski inició su carrera en la mítica equipo Jugoplastika de Split en 1989 en la que junto a los Kukoč, Radja, Savić , Perasovic,  Sretenović………….  Logró 2 Copas de Europa, en 1990 y 1991. Tras la desintegración de Yugoslavia, marcha a su país natal de Macedonia para jugar en las filas del Robotnicki, donde sólo disputa una temporada, la 91-92. Tras la misma puso rumbo a  Turquía, donde desarrolló casi toda su carrera profesional. Es en el conjunto del Efes Pilsen de Estambul  donde se destapa como jugador convirtiéndose en uno de los mejores de Europa durante los dos años que permanece en la capital Turca. Tras esta explosión de juego, pone rumbo hacia Italia donde ficha mediante un suculento contrato  por la Benetton de Treviso en el que consigue el doblete de liga y copa. Pese a ello, al año siguiente regresa de nuevo a  Estambul, donde juega cuatro años a un altísimo nivel en el Efes Pilsen, donde es el líder del equipo en todos los aspectos. De manera especial se recuerda el triunfo en la Copa Korac de 1996, que supuso el primer triunfo continental de un conjunto Turco, en el que Naumoski fue el artífice de la victoria de los de Estambul, eliminando en semifinales  al Teamsystem Bolonia de un colosal Alexadr Djordjevic y venciendo en al final Stefanel Milán de Bodiroga y Fucka con 26 puntos del Macedonio en el partido de ida y 30 en el de vuelta.

En el año 2000 el base retornaba de nuevo a Treviso, jugando una temporada más con los Trasalpinos . Un años después lo hizo en las filas del  Montepaschi Siena y los dos siguientes en el Olimpia de Milán. Su retirada se produjo  Ülker Turco, con envidiable palmarés de dos Copas de Europa, una Recopa, una Korac, dos ligas y dos copas Yugoslavas, cinco ligas y cinco copas Turcas y una copa de Italia……………………………………………………………………

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>