LA HISTORIA DE LA MUERTE DE REGGIE LEWIS

LEWIS FALLECIÓ EN EL MEJOR MOMENTO DE SU CARRERA

Hace casi veinticuatro años, la gente recogió el Boston Globe por la mañana y vio un titular en la primera página que decía: “El capitán de los Celtics, Lewis, muere por un infarto en una sesión de tiro”. Claro, en aquellos años, ni internet, ni redes sociales nos daban al instante las noticias, y más cuando aquella fue en pleno verano de 1993.

Esta es la historia de la muerte de Reggie Lewis con 27 años. Fue una historia tan trágica como las muertes prematuras de Hank Gathers y Len Bias. Desde aquella trágica muerte de Len Bias en la noche del draft, no se recuerda una noticia tan triste en la ciudad de Boston.

En los días, meses y años posteriores a la muerte de Lewis, había varias versiones de la historia de la muerte de Reggie Lewis que empañaron las circunstancias de la misma, hubo demasiados claroscuros que aun a día de hoy nos hace preguntar: ¿se pudo evitar?, ¿hubo negligencia médica?.

Había un distanciamiento entre la esposa y la madre de Reggie por causa de su fallecimiento, y es que se pudo evitar. Había un médico que desafió a un equipo muy prestigioso de 12 cardiólogos que insistieron en que Reggie tenía un corazón dañado y que debía cesar toda la actividad de baloncesto. Hubo múltiples informes de que Reggie se dañó su corazón con el uso continuado de la cocaína. Años después se supo de la existencia de un pleito archivado contra el médico que se enfrentó a los otros doce por la viuda, que resultó en nulo. Había una amenaza de una demanda de 100 millones de dólares (nunca archivada) por los Celtics de Paul Gaston después de un informe de investigación exhaustivo y condenatorio por el Wall Street Journal contra el susodicho médico. Y todavía hay el espectro de la tumba de Reggie Lewis en el cementerio de Forest Hills en Jamaica Plain, es un espectro lleno de incógnitas veinticuatro años después.

Solamente queda como recuerdo, triste,  el Pabellón en memoria de Reggie. Pero los niños de ahora apenas saben nada sobre el hombre cuyo nombre adorna el edificio.

Reggie era de Baltimore. Él jugó en un equipo de la High School secundaria de Dunbar, desconocido para muchos pero que de allí salieron cuatro jugadores con futuro NBA, entre ellos Muggsy Bogues, Sam Cassell, Reggie Williams y David Wingate. Jim Calhoun, era entrenador en la década de los 80, fue el primero en ofrecerle a Reggie una beca. Lewis se convirtió en el mejor jugador de la historia de los Huskies antes de que fuera elegido por los Celtics en 1987, un año después de que Bias cayera muerto por la intoxicación por cocaína en la noche del draft.

Reggie tardó un tiempo en hacerse un hueco en los Boston Celtics, pero en 1993 era el capitán de los Celtics y miembro del All Star en la Conferencia Este.Pero ese mismo año, empezaron los problemas de corazón del bueno de Reggie a salir a la luz.

Eran los playoffs de la temporada 92/93. En la noche del primer partido de los Boston Celtics contra los Charlotte Hornets en el viejo Boston Garden en Abril de 1993, Lewis se desplomó mientras corría en las posiciones de ataque. Fue examinado por el médico del equipo Arnold Scheller, pero volvió al juego brevemente y se volvió a desplomar. Nunca jugó un minuto más para los Celtics. En mayo de 1993, el famoso equipo de doce médicos expertos en cardiología revelaron que Lewis sufría de cardiomiopatía y le dijeron que su carrera había terminado. En cuestión de horas, Lewis salió de New England Baptist (el Hospital de Boston en el que le reconocieron los doce médicos), y fue al Brigham and Women’s Hospital, donde la esposa de Reggie trabajó en recursos humanos. Al buscar un mejor diagnóstico encontraron al Dr. Gilbert Mudge, quien concluyó que Lewis tenía un “corazón de atleta normal” y podía volver al juego bajo supervisión médica.

El 27 de julio, mientras Reggie Lewis estaba simplemente tirando a canasta un pabellón de entrenamiento habitual de los Celtics en la Universidad de Brandeis, Lewis se derrumbó. Fue llevado al Hospital Waltham-Weston y fue declarado muerto un par de horas más tarde.

Boston entró en shock, una vez más una muerte azotaba los cimientos de la franquicia más gloriosa de la NBA. Los servicios funerarios de Lewis estaban entre los más grandes llevados a cabo siempre en Boston. En un sofocante funeral de dos horas en el Matthews Arena, Jim Calhoun, su entrenador en la NCAA,  pronunció un emotivo discurso y hasta el senador Ted Kennedy y el reverendo Jesse Jackson estaban entre las personas que dieron un último adiós a Reggie Lewis.

Miles de personas bordearon las calles de Dorchester, Roxbury, Mattapan y Jamaica Plain, la zona donde vivía de pequeño,  para homenajear a Reggie cuando su cuerpo fue transportado al cementerio de Forest Hills.

Pero esta historia nunca terminó. A medida que los meses iban pasando, había revelaciones estremecedoras, demandas y amenazas de litigio. Uno de los compañeros de la universidad de Lewis afirmó que había usado cocaína con Lewis. En el juicio, Mudge (un excompañero) declaró que Lewis le había dicho que había usado cocaína. Paul Gaston (dueño de Boston) defendió a los Celtics contra una noticia del Wall Street Journal y amenazó con demandarles. El estado de Massachusetts investigó la autopsia de Lewis y la causa de la muerte.

“Fue el peor momento para nosotros”, recordó Jan Volk , que fue el general manager de los Celtics en 1993 y en aquella época. “Habíamos sufrido dos tragedias en un corto período de tiempo [Bias murió en el ’86], pero ésta era muy diferente . Reggie era parte de nuestro equipo, parte de nuestra familia de la franquicia de Boston. Lo conocíamos bien. Fue una tremenda tragedia para nosotros y un tiempo muy complicado. Nada era simple, nada era sencillo. No es que una tragedia de esta magnitud fuera fácil, pero parecía haber una nube negra entorno a la muerte de Lewis, que nunca se disipó”.

Esta fue la culminación, el punto más álgido, de la era más negra de la franquicia que más anillos tiene en la NBA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>