WILT CHAMBERLAIN. EL HOMBRE DE LOS 100 PUNTOS

NADIE HA ANOTADO TANTOS PUNTOS EN UN ENCUENTRO COMO WILT CHAMBERLAIN

Wilt Chamberlain fue, quizás, el jugador más dominante que la NBA ha visto jugar en una época en la que hubo talentos del calibre como Bill Russell, Oscar Robertson, Elgin Baylor, Bob Cousy, Bob Petit y muchos otros. Sin embargo, el momento más excepcional en la historia de la NBA la hizo Wilt Chamberlain cuando anotó 100 puntos en un solo partido contra los New York Knicks el 2 de marzo de 1962 con 4.124 espectadores de testigos.

El pívot de 2,18  dominó en todos los niveles en su carrera. Tanto en la Overbrook High School en Philadelphia , como en la Universidad de Kansas y los Harlem Globetrotters y, finalmente, la NBA con los Philadelphia Warriors. En Kansas University , Wilt “the Stilt” , como fue apodado en la escuela secundaria, con un promedio de 29,9 Puntos y 18.3 rebotes por partido dominó a sus rivales como si fueran niños pequeños. En aquella época las reglas de límite de edad le prohibían ir directamente a la NBA, así que jugó el año 1958-59 con los Harlem Globetrotters. En su primer año en la NBA, Chamberlain estableció récords de una sola temporada en mayor número de canastas de campo conseguidas (1.065), tiros de campo intentados (2.311), intentos de tiro libre (991 ), rebotes totales (1.941) y puntos totales (2.707). Lógicamente fue nombrado Rookie del Año y Jugador Más Valioso de la liga en la temporada 1959-60, un hecho sin precedentes. Mejoró cada uno de esos registros en su segundo año y para la temporada 1961-62 Wilt Chamberlain era el más temido jugado en la liga y era aparentemente imparable. En esa temporada 1961-62, Wilt mejoró todos sus registros una vez más y promedió unos escandalosos 50.4 puntos, 25.7 rebotes y 48.5% en tiros de campo por partido. Tal vez en una premonición de lo que estaba por venir, el 8 de diciembre de 1961, Wilt superó el récord de 71 puntos de Elgin Baylor para establecer el nuevo récord de la NBA anotando 78 puntos.

Pero el 2 de marzo de 1962, “The Big Dipper”, pasaría a la historia con un récord, que hoy en día, se antoja imposible de batir. Cuando comenzó el partido, los Philadelphia Warriors consiguieron una ventaja de 42-26 en el primer cuarto con Wilt anotando 23 puntos incluyendo nueve de nueve en tiros libres, infrecuente en él ya que era un pésimo tirador de libres. El pívot de segundo año Darrall Imhoff (pívot de los Knicks) pronto se metió en problema de faltas e hizo que un inexperto pívot reserva se hiciera cargo de la defensa de Wilt. Al final del segundo cuarto los Knicks se mantuvo en el partido contra los Warriors limitándolos a “únicamente” una ventaja de 79-68 en el descanso con un Wilt Chamberlain desatado con 41 puntos. No era casualidad que Chamberlain llevara tanta anotación, ya que Wilt había anotado 67, 65 y 61 puntos, respectivamente, en los tres partidos anteriores. En el vestuario, el base  de los Warriors, Guy Rodgers, sugirió que “pasaran la pelota a Dip … a ver cuántos podían conseguir” y la estrategia funcionó perfectamente. En el tercer cuarto, el bueno de Wilt anotó 28 puntos en ese período aumentando su total a 69 al final del tercero. Con menos de ocho minutos restantes en el partido, Wilt superó su propio récord de 78 puntos, ya que anotó su punto 79  mientras que el público entró en erupción.

Aunque el plan de juego de los Warriors era pasar la pelota a Wilt, los Knicks idearon una estrategia para aguantar la pelota durante el mayor tiempo posible, incluso renunciar a anotar y ensuciar el partido trabándolo para tratar de limitar la anotación que Wilt Chamberlain estaba destinado a conseguir. Esta estrategia resultó inútil contra un equipo tan superior como eran los Warriors, que estaba lleno de futuros jugadores del Salón de la Fama, incluyendo a Paul Arizin y Tom Gola. Los Warriors eran muy superiores en todas las posiciones y pudieron continuar alimentando al gigante en cada posesión. Con sólo 46 segundos restantes en el partido, Chamberlain falló dos tiros antes de conseguir finalmente su punto número 100. El pabellón, una vez más, entró en erupción y los aficionados invadieron la pista eufóricos ante tal gesta. Los Philadelphia Warriors vencieron a los New York Knicks por 169-147, que el sexto partido de puntuación conjunta más alta en la historia de la NBA.

Después de su increíble actuación, el agotado Chamberlain volvió a su apartamento de New York con varios jugadores de los Knicks. Mientras hablaba con ellos de camino a su apartamento le dijeron que se sintieron casi humillados por haber sufrido la euforia de sus propios aficionados ante tal gesta . Al llegar al apartamento de Chamberlain, Wilt se disculpó humildemente por los 100 puntos. El pívot de los Boston Celtics, Bill Russell, declaró más tarde: “Estaba tan contento de que fueran otros los que lo hayan sufrido, porque podría haber sido yo”. El 2 de marzo de 1962, el partido de 100 puntos de Wilt Chamberlain pasará a la historia como uno de los mejores de todos los tiempos y su difícilmente podrá ser igualado nuevamente en un partido de la NBA.

Continuará……………………..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>