JURE ZDOVC EL PRIMER DAGMIFICADO DE LA GUERRA DE LOS BALCANES

EL BASE ESLOVENO RECIBIÓ SU MEDALLA 14 AÑOS DESPUÉS

El Eurobasket de 1991, disputado en Roma, pasó a los anales de la historia del baloncesto, porque ser la última vez que jugara la antigua Yugoslavia, bajo una misma bandera compuesta por sus seis repúblicas (Serbia, Croacia, Macedonia, Bosnia y Herzegovina, Eslovenia y Montenegro) El 28 de Junio de ese año 91, los Yugoslavos vencieron a Francia en las semifinales por un claro 97-76. La rotundidad de la victoria y el pase a la final de Yugoslavia, quedó en un segundo plano. Debido a un hecho que tendría consecuencias en la selección de ensueño de Yugoslavia, la cual por desgracia se estaba deshaciendo al mismo tiempo que lo hacía su país. Tres días antes el Parlamento de Eslovenia había proclamado su independencia. Este hecho derivó una llamada telefónica al mediodía y horas antes de las semifinales, por parte del Ministerio de Deportes de Eslovenia, en la que se le pidió al inteligente base Jure Zdovc, que debía de dejar de seguir compitiendo con la selección de Yugoslavia, que en aquel torneo junto al Esloveno estaba formada por siete jugadores Serbios (Divac, Djordjevic, Danilovic, Jovanovic, Sretenovic, Paspalj y Savic) y cuatro Croatas (Perasovic, Komazec , Kukoc y Radja). El genial base abandonaba el torneo entre lágrimas, a sabiendas de que la medalla de oro que sabía que iban a ganar, la acaba de perder. El Esloveno no se equivocaba y Yugoslavia se hizo con la medalla de oro, al vencer a Italia por 88-73. El caso de Zdovc, fue muy sonado al ser  el primero en tener consecuencias directas en el deporte a causa del conflicto bélico.

Zdovc fue un base muy inteligente. Manejaba el tempo de los partidos como lo hacían muy pocos. Y además poseía unas grandes cualidades defensivas, y un tiro de larga distancia que conforme fue pasando el tiempo, lo fue mejorando, siendo cada vez más efectivo y decisivo.

Pasó por las filas del también equipo Griego del Panionios y del Croata KK Split donde finalizó su carrera, con una liga Croata a sumar en su palmarés. Mención especial merece su estancia en el Limoges Francés, donde ganó una liga, y una histórica y sonada Euroliga, en la que fue un claro  estilete del equipo Francés, que protagonizó una de las mayores sorpresas del baloncesto Europeo.

Con la selección de Yugoslavia consiguió el Oro en el Campeonato del Mundo de Argentina 90 y en el Eurobasket de Zagreb 1989. Además de una medalla de plata olímpica en Seúl 1988. En Ljubljana y en el año 2005 el baloncesto hacia justicia con Jure Zdovc que recibía, de manos de Dusan Ivkovic seleccionador Yugoslavo de 1991, la medalla de oro del Eurobasket  Roma 91 en un partido homenaje a Zdovc, entre dos equipos formados por jugadores de las diversas repúblicas de la antigua Yugoslavia y algunos extranjeros. El base jugó un tiempo con cada equipo.

Jure Zdovc fue la primera víctima deportiva de una devastadora guerra, que destrozó un equipo, el Yugoslavo , en el que esta diferente leyenda lideraba desde el base.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>