PANIGIOTIS GIANNKIS HISTORIA DE GRECIA

LA IMAGEN DE GiANNAKIS SIN ALGUNO DE SUS DIENTES CELEBRANDO EL TRIUNFO DEL EUROBASKET ES LEYENDA EN GRECIA

El baloncesto en Grecia en las décadas de los 80 y 90, explotó llegando al mejor momento de su historia. Buena parte de la explosión Griega fue en parte  gracias a los triunfos de su selección nacional, así como los de sus clubes, que consiguieron títulos Europeos. Los conjuntos de la ciudad de Salónica y posteriormente los de la capital Atenas, junto a su selección consiguieron colocar en el mapa Europeo del baloncesto al país Heleno, en una época donde el baloncesto se vivía de manera muy  enfervorecida, e ir a jugar a ese país era un infierno para cualquier equipo, por los ambientes que se generaban.

La aparición de la Grecia baloncestística en el panorama continental, es propiciada por erupción de Nikos Gallis. Sin embargo sería injusto no reflejar en letras de oro el nombre de un auténtico gladiador del baloncesto, clave en el baloncesto Heleno, siendo el nexo de unión entre las dos mejores generaciones Griegas de baloncesto, y que ha sido Campeón de Europa con Grecia como jugador y como entrenador.

Panagiotis Giannakis ese gladiador escolta de mentalidad ganadora 100%, esencia e imagen del basket Griego, se formaba en las categorías inferiores del conjunto de un barrio de Atenas, el  Ionikós de Nicea. Club en el que con tan sólo 13 años ya asomaba la cabeza en el  primer equipo, en el que debutó en la temporada 73/74. En el Ionikós se convirtió en el auténtico capo de un equipo que no llegaba  al nivel de los grandes de la liga. En el Giannakis era capaz con su juego de llenar el pabellón de barrio cada fin de semana. Hecho que provocó el debut con la selección en 1976. Las mejores campañas del Ionikós llegaron con él en el equipo, siendo quintos y sextos clasificados en las temporadas 77/78 y 78/79. En esa misma campaña78/79, llegaron a disputar la Copa Korac.

El Aris de Salónica había fichado al gran Nikos Gallis en la temporada 79/80, con el claro objetivo de hacerlo campeón. En aquel Aris al margen de Gallis, figuraban grandes estrellas Helenas como Doxaxis, Romanidis o Filipou. Pese a ello, a los de Salónica les faltaba algo para dominar el panorama Griego. En el año 80 fueron terceros en liga,  en la que Giannakis líder del Ionikós fue el máximo anotador de la competición Helena. En la campaña siguiente, en un partido que le enfrentó al Aris, Giannkis fue capaz de anotar 70 puntos. En aquella temporada sólo Gallis anotó más puntos que Giannakis en el campeonato Heleno. Sus actuaciones en  el Ionikós le hicieron ser al igual que Nikos Gallis años antes,  ser drafteado por los Boston Celtics de Larry Bird. Acudió al campus de Verano de los Celtics, pero nunca fue con el convencimiento de quedarse, y tras la finalización del campus regresó a Grecia.
En el año 83 el Aris fue campeón. Título que no fue capaz de repetir en la temporada siguiente, perdiendo la liga y la copa en la misma semana. Estas derrotas motivaron al entrenador del Aris, el histórico Ioannidis  convencer a Panagiotis Giannakis para  fichar por  el conjunto de Salónica. En su nuevo equipo, Gallis y  Giannakis, tuvieron que aprender a compartir el rol de líder de equipo. Ambos al margen de baloncesto, tenían un fuerte carácter y esto podía provocar tensiones. Giannakis aceptó la propuesta y la gran oferta económica, y se marchaba al Aris de Salónica a dominar el baloncesto en Grecia.

Giannakis era un tipo de jugador que en el baloncesto de hoy no existe. Poseía un gran tiro lejano de gran efectividad, además de una extremada facilidad para asistir y era un defensor impresionante con una fenomenal anticipación. Su mejor arma era la inteligencia, ya que lo normal en los partidos que jugaba tanto en el Aris como en la selección, era que juagara al menos 35 minutos de cada uno, y apuraba las posesiones como nadie, dosificándose a la perfección. Y pese a no ser un jugador rápido, penetrando era tanto o más eficaz que lanzando exteriormente. A todo esto había que sumarle su raza y su genio. Era capaz de encararse ante quien hiciera falta y protestar lo que lo que fuera y como fuera. Y nadie mejor que él, enfervorecía a las gradas, gesticulando desmesuradamente y alentado en cada jugada que o creía conveniente. Tenía galones suficientes para abroncar a sus propios compañeros cuando y como fuese necesario. Giannakis fue el complemento perfecto a Gallis al mismo tiempo que Gallis lo era para Giannakis. Y ambos provocaban que el pabellón Alexandreio Melathro fuera una olla a presión cada partido. El tándem formado por los dos, les llegó a conseguir con el Aris 80 victorias consecutivas, ganar 7 ligas, 5 copas y 1 Recopa  Además de participar en 3 Final Four. De estas tres que disputó tres, en la segunda de ellas, quizá fue donde más cerca estuvo Giannakis de conseguir el máximo título continental con los de Salónica. En la semifinal frente al Macabbi se produjo una monumental tangana con Giannakis como  principal protagonista. Kevin Magee golpeaba al Griego, y este le respondía, montándose la mundial en la cancha. Se produjo un largo parón en el partido que perjudicó al Aris que iba ganando a los Macabeos por ocho puntos.

A principio de los año 90 a los equipos de Salónica, se les iba acabando el fuelle económico y  los equipos de Atenas, conjuntos con más capital económico, se aprovechaban de la circunstancia para llevarse a las estrellas del Aris y del Paok. Giannakis fichaba por el Panionios con el objetivo de ser competitivos tanto en la competición domestica como en competición Europea. En la Korac llegaron a semifinales y en las competiciones Griegas se quedaron lejos de sus aspiraciones. Tras el año en Panionios, Giannakis recibió la llamada del conjunto Ateniense de Panathinaikos, que pretendía contra restar el dominio en la liga de su eterno rival, el Olympiakos. Giannakis fichaba y volvía a coincidir con Gallis  en un equipo. Nikos salió en 1994, y en la campaña 95/96, los de Atenas habían conformado un equipo llamado a grandes cotas con la estrella de la NBA Dominique Wilkins como principal baluarte.  Giannakis con 34 años, cumplía ese objetivo por el que tantó luchó en Salónica. En Paris se proclamaba campeón de la Euroliga  al vencer en la fina al Barcelona con aquel famoso tapón de Vrankovic a José Antonio Montero, tras previo resbalón suyo. Giannakis ponía la guinda del pastel en su carrera con una Euroliga que tanto esfuerzo le costó conseguir.

A Panagiotis Giannakis se le recuerdan muchas imágenes más parecidas a las de un gladiador que a las de un jugador de baloncesto. Muchas de ellas son del Verano de 1987 en el Eurobasket que Grecia organizaba, Gallis y un heroico Giannakis, fueron capaces de levantar a todo el país. Los Helenos comenzaron dubitativos el campeonato. Y nadie preveía el desenlace que tendría el mismo. Giannakis ese día se convirtió en HEROE NACIONAL, celebrando el triunfo en el Eurobasket que llenó de orgullo a toda Grecia. Lo hizo sin alguno de sus dientes, ya que había los perdido tras recibir un codazo involuntario por el gigante Soviético Tkachenko. En esa jugada el Griego protestó airadamente y se le señalizó una técnica que a la postre fue su quinta falta personal. La prórroga  la vivió en en el banquillo como un hincha Heleno más. En la retina de los Griegos también queda la imagen de Giannakis haciendo labores de hincha, jugador y entrenador al mismo tiempo. Además de la mencionada celebración del triunfo sin alguno de sus dientes. Panagiotis Giannakis había hecho historia para Grecia siendo campeón de Europa. Dos años más tarde repitieron final en el Eurobasket´89 disputado en Zagreb donde se consiguieron la medalla de plata, y donde sólo Drazen Petrovic y compañía pudo con los Griegos.

En 1996 Giannakis participó en su última competición  internacional con Grecia en los Juegos Olímpicos de Atlanta……………y 273 partidos después se produjo su retirada de la canchas pero no del baloncesto, continuará………………………………………….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>