LA HAZAÑA DEL LIMOGES EN LA EUROLIGA DE 1993

EL EQUIPO FRANCÉS REALIZÓ UNA DE LAS MAYORES GESTAS DE LA HISTORIA DE LA EUROLIGA CON UN JUEGO BASADO EN LA SOLIDARIDAD DEFENSIVA

En los 59 años de existencia de la actual Euroliga (antes Copa de Europa), se han producido grandes hazañas que han quedado en las retinas de los aficionados, y que son recordadas por la magnitud que tuvieron. Una de estas hazañas fue la realizada por el equipo Francés del Limoges, que con un juego tan disciplinado como eficaz, fue capaz de ganar la Euroliga en el año 1993.

Varias fueron las claves del éxito de los Galos. Una sin duda fue el acierto en el fichaje del entrenador durante el Verano de 1992. El conjunto del Limoges  se hacía con los servicios de Bozidar Maljkovic, que había conseguidos dos triunfos de la Euroliga con laJugoplástika de Split en 1989 y 1990. Estos éxitos le hicieron recalar en el Barcelona. Donde tras año y medio abandonó por las continuas desavenencias con el entonces manager del Barcelona Aíto García Reneses. Su intención inicial era irse a Estados Unidos pero el Limoges apareció en su camino y convenció al entrenador Serbio en Enero de 1992. En esa fecha y seis meses antes de comenzar a preparar su primera temporada en Francia, el técnico se instaló en la ciudad y empezó a construir un proyecto basado en la DISCIPLINA. Su jerarquía se implantó desde el momento de su llegada, despidiendo a jugadores con galones de la plantilla. Contó con Richard Dacoury, con el pívot francés JimBilba, con el base esloveno Jure Zdovc que sería su prolongación en el campo,  además de con el nacionalizado WillieRedden y el Estadounidense Michael Young, este último  clave en el juego del guerrero equipo Francés. Aquel equipo que conjuntó Maljkovic, tenía un juego interior pequeño, con sus dos interiores titulares que no llegaban a los dos metros de estatura, motivo que no era problema porque, la ausencia de centímetros eran suplidos por las grandes capacidades atléticas que tenían.

La andadura del Limoges en “su” Liga Europea comenzaba en la eliminatoria a doble partido de dieciseisavos ante el conjunto Británico del Guildford al que eliminó sin problemas. Tras los cruces el Limoges estuvo encuadrado en el igualado grupo  A. El Limoges finalizó segundo por detrás del Paok de Salónica. Tercero igualados en el balance de victorias y derrotas, pero con peor average, con los Franceses finalizó el Scavolini de Pesaro, y la cuarta y última plaza que  clasificaba al playoff semifinal fue obtenida por la Virtusde Boloniaque también se clasificó gracias al average dejando eliminado al vigente finalista, el Joventud de Badalona. La clasificación del grupo fue la siguiente:

 

EQUIPO V D
PAOK DE SALÓNICA 8 4
LIMOGES 7 5
SCAVOLINI 7 5
VIRTUS BOLONIA 6 6
JOVENTUD 6 6
CIBONA 5 7
MACABBI 3 9

 

 

En el otro grupo,el Real Madrid de Arvydas Sabonis y la Benetton de Treviso de Toni Kukoc ocuparon las primeras posiciones y se perfilaban como grandes favoritos al triunfo final.Los Griegos del Olympiacos que fueron terceros y otro conjunto Francés, el Pau Orthez que fue cuarto, fueron los equipos que disputarían la siguiente y decisiva fase que daba pase directo a jugar la Final Four.

Al Limoges le tocó enfrentarse al conjunto Heleno en el play off, del mejor de tres partidos, en la que el primer encuentro se jugó en casa del peor clasificado para acabar disputando los dos encuentros siguientes en el campo del equipo con el factor cancha a favor. Este formato fue  en previsión por parte de la organización, para ahorrar costes en  los equipos. Limoges venció por dos victorias a una, después de que los Griegos, vencieran el primer partido por 70 a 67. Los Galos con su basket control impuesto por ese gran estratega e inteligentísimo entrenador, vencían por 59-53 y 60-58 el segundo y tercer partido respectivamente. En el último encuentro el jugador Serbio de Olimpiacos ZarkoPaspalj  erraba un tiro a tan solo 8 décimas de la finalización, y el Limoges se colaba en la Final Four que se disputaría en el pabellón de la Paz y de la Amistad de Atenas. Lugar que en otros enfrentamientos baloncestísticos con equipo Griegos de por medio hubo de todo menos paz y amistad.Al Limoges le acompañaría, el Paok que sólo por el hecho de jugar en casa lo hacía como muy peligroso y favorito, ya que con su afición era capaz de todo. Y los dos grandes favoritos el Real Madrid que vencía a la Virtus de Bolonia con dos cómodas victorias, y la Benetton de Treviso que vencía por 2-1 al otro equipo Trasalpino del  Scavolini de Pesaro.

 

La primera semifinal entre el Paok y la Benetton no defraudó en  ningún aspecto. Los Helenos como era de esperar salieron más fuertes gracias al empuje de la grada  y al tridente compuesto por Prelevic, Barlow y Levingston. Sin embargo los Italianos se fueron haciendo paulatinamente con el encuentro y a finales del primer tiempo tomaron ventaja, y que  pese al empuje de los Griegos por remontar, mantendrían hasta el final del encuentro, con el pívot Rusconi y el dúo Iacopini-Kukoc como principales artífices.

 

En la segunda semifinal y a priori la más descompensada, porque el Limoges no contaba para prácticamente nadie. Se vivió una de las mayores sorpresas de la historia de la competición. El Limoges planteó un partido muy trabado, y muy muy muy muy  defensivo y con posesiones muy largas. Ya se sabe que el entrenador de los Galos jugaba a anotar 60 puntos y si conseguía el objetivo, normalmente salía como ganador.  Este juego bloqueó por completo al Real Madrid, en el que sólo Sabonis tiraba algo del equipo, pero a basede orgullo y no de juego. La defensa del Limoges ahogaba al mismísimo Sabonis, y también a los  Ricky Brown, Lasa, Antúnez, Biriukov y compañía. Que no paraban de errar fruto del agobio defensivo.

Michael Young  con 20 puntos y Richard Dacoury 14 pusieron el juego ofensivo para los Galos. El resto del equipo ejerció una intensa defensa que dejó al Real Madrid en sólo 52 puntos. La gran sorpresa se había consumado y el Limoges del gran  Maljkovic iba a disputar la final.

La final de Atenas la iban a disputar uno de los equipos con mayor presupuesto de Europa, la Benetton de Treviso que había compuesto el equipo a base de talonario con los Kukoc, Teagle,Rusconi………….que percibían de los mejores salarios de Europa. Frente a uno de los más modestos, el Limoges que en vez de tener el equipo plagado de estrellas millonarias lo tenía lleno de “currantes” del baloncesto como el genial base Esloveno Zdovc, o jugadores como WillieRedden, FrankButter,JimBilba, Jimmy Verove, Frederic Forte, Richard Dacoury o su gran estrella Michael Young. Estos ocho jugadores fueron los que jugaron la final perfectamente capitaneados por un entrenador como Maljkovic, que sabía perfectamente como plantear este tipo de encuentros. Boza lo tenía claro, a jugar a anotar 60 puntos, y si lo conseguían seguro que tenían opciones de ser campeones.

La final empezó con una Benetton lanzada, con 11 puntos de los primeros 15 del equipo por parte de Terry Teagle, que obligaba a los Franceses a cambiar de estilo, es decir, a la carrera y a seleccionar tiros  rápidos. En este juego Michael Young no acertaba de cara al aro y Jure Zdovc era incapaz de imponer el ritmo más conveniente a su equipo. En cambio la defensa les funcionaba, y evitaba que los Italianos pusieran tierra de por medio. La dura defensa impuesta por el Limoges tenía por el contrario una  rápida carga de faltas personales. Pero esto era mal menor, Kukoc estaba totalmente fuera del partido por el marcaje de su ex compañero de la selección de Yugoslavia Jure Zdovc. Y no anotaría su primera canasta  hasta el minuto 7 de la segunda parte. El Limoges tardó  trece minutos en llegar a los diez puntos, y Maljković y los suyos jamás  perdieron  la calma  con un juego paciente y ordenado. Al descanso se llegaba con un pobre 22-28 favorable para los de Treviso. El Limoges en la primera parte había hecho unos horrorosos porcentajes de tiro (1 de 7 en triples),  y pese a ello estaba en el partido con opciones, su defensa se demostraba que era eficaz.

En la segunda parte todo continuaba como en la primera, hasta que el en minuto 27 de partido los Italianos se marchaban de diez(29-39), y todo parecía indicar que la victoria de la Benetton estaba cerca. El Limoges recortó diferencias por medio de un fenomenal JimBilba, y llegó incluso a ponerse por delante por primera vez en el encuentro gracias a una canasta de MicahelYoung a 8 minutos del final. Los Franceses entonces se crecieron y los Italianos comenzaban a perder los nervios. Sólo Kukoc y  a base de triples, mantenía a los desquiciados jugadores de la Benetton en el encuentro. A falta de un minuto Tony Kukoc empataba el partido a 55. Posteriormente dos acciones negativas del Croata, en concreto una falta sobre Jim Bilba y una posterior pérdida de balón acabaron con las aspiraciones de su equipo. Bilba y Zdovc no fallaron en sus respectivos  “1+1”, en cambio la Benetton si que  falló por medio de Teagle a falta de ocho segundos con 59-55 en el luminoso. El Limoges, lo había conseguido, era CAMPEÓN DE EUROPA, consiguiendo una victoria tan inesperada como merecida.

Al finalizar el partido, hubo un sinfín de opiniones, que fueron para para todos los gustos. El entrenado Croata de la Benetton, Petar Skansi dijo las siguientes declaraciones: “Esta tarde ha muerto el basket. Vinimos a jugar un partido de baloncesto y nos hemos encontrado con uno de lucha libre. Ha sido el triunfo del antibaloncesto”. Maljkovic radiante por su tercera Euroliga, le contestó del siguiente modo: “Que mi amigo Skansi me deje a Kukoc y coja al jugador mío que quiera y ya veremos quién practica antibaloncesto. Él sabe, porque fue mi segundo, que en la Jugoplastika jugamos brillantemente. Y también en Barcelona. Lo único que hago es amoldarme al grupo humano que tengo”. En esta última declaración Boza tenía toda la razón al margen de un mérito enorme, al optimizar al máximo el rendimiento de unos jugadores que le permitían jugar de un modo nada vistoso pero que le resultó enormemente eficaz. Era un tipo de juego muy diferente, al que había jugado con la Jugoplastika. Era diferente porque las características de los miembros del equipo lo eran. Ganaron la Euroliga con un juego interior formado con dos pívots que medían dos metros muy justos, además de un par de bases muy comprometidos, un Americano muy potente y, especialmente por una defensa tan solidaria como agresiva. El Limoges inscribía con letras de oro su nombre entre os grandes de Europa, dando un ejemplo de trabajo en equipo y solidaridad.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>