Šarūnas Marčiulionis, uno de los iconos Lituanos

ESTE FANTÁSTICO JUGADOR PASA POR SER UNO DE LOS ARTÍFICES DE CREAR LA SELECCIÓN LITUANA

El pequeño país soberano de la República de Lituania, reconocido como tal desde el 6 de Septiembre de 1991, respira baloncesto por sus cuatro costados por medio de sus algo menos de 3 millones de habitantes. Hablar de Lituania es hablar de baloncesto y siempre que se comenta este deporte en el país, resulta casi imposible que no salga el nombre de ŠarūnasMarčiulionis. Un tipo natural de la ciudad de Kaunas, una de las mayores cunas de tradición baloncestística de Europa y que cuando él nació, esta ciudad pertenecía a la  República Soviética de Lituania.

Comenzó a jugar con tan solo 17 años  en las filas del StatybaVilnius (hoy LietuvosRytas),en el que pronto se hizo un hueco en el quinteto titular, la enorme calidad de este jugador zurdo y de un primer paso muy poderoso, no pasó por alto de los seleccionadores Soviéticos, donde se convirtió en un fijo en las selección de la URSS,con las que consiguió una   medalla de oro olímpica en Seúl 1988, y una de plata en el Eurobasket de 1987, siendo en uno de los líderes del equipo.

En Europa permaneció hasta 1989 y siempre en el Statyba Vilnius, salvo cuando lo cedieron unas semanas al Žalgiris Kaunas en el año 1987 para que disputara el  Campeonato Mundial de Clubes de Baloncesto. A  Marčiulionis Lituania y Europa, se le había quedado pequeña y en 1989 dio el gran salto para jugar en la NBA, en los Golden State Warrios que lo habían elegido en el Draft de 1987 en la sexta ronda. Junto a Alexander Volkov fue uno de los primeros Soviéticos en jugar en la NBA, además de ser el primer Lituano en hacerlo. Pasó por  ser también uno de los primeros Europeos en tener minutos aprovechables y poder demostrar a Estados Unidos su valía, pese a que ya lo había hecho en 1988 con aquella victoria frente a los Estadounidenses en las semifinales olímpicas.

En Goden State jugó cuatro temporadas, en las que fue finalista dos veces (1991 y 1992) al premio del Mejor Sexto Hombre de la NBA. El año 1992 fue el mejor de su estancia en la NBA, promediando 18,9 puntos y 3,4 asistencias por encuentro. En San Francisco Šarūnas es una PERSONA, muy querida. En 1989, San Francisco sufrió un terrible terremoto de 6.9 grados en la escala Richter y en el que fallecieron 67 personas, y Marčiulionis no dudó en implicarse en las tareas voluntarias de salvamento tras el terremoto.

Tras perderse un año completo por una gravísima lesión en la rodilla, en 1994 fue traspasado a Seattle Supersonics, donde renqueante todavía, bajó su nivel de juego. Al año siguiente fue traspasado a los Sacramento Kings,  y finalizó su carrera en la NBA en los Denver Nuggets, en la temporada 96-97. Su carrera en Estados Unidos se resume con unos promedios de 12,8 puntos, 2,3 rebotes y 2,2 asistencias por partido. Lástima de aquella grave lesión de rodilla en su mejor momento. Estamos seguros que Marčiulionis hubiera sido uno de los referentes de la liga, camino llevaba para ello. Este jugador, se le recuerda de manera muy especial  por ser uno de los artífices de la creación de la selección Lituana de baloncesto que fue capaz de  levantar por su cuenta todo el conjunto, desde la independencia de Lituania en 1990. En esa fecha Šarūnas empezó a mover cielo, tierra, mar y aire  para lograr montar y conjuntar una selección competitiva. Llamó personalmente a compañeros Lituanos de diferentes generaciones para convencerles, buscó patrocinadores, proveedores y todo aquel que pudiera tender una mano para el bien común del combinado Lituano. Tanto esfuerzo mereció la pena, y los Sabonis, Chomičius, Kurtinaitis, Karnisovas, Jovaisa y compañía junto a Marčiulionis conseguían la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992, en la primera competición internacional de Lituania tras su proclamada independencia. Los caprichos del destino quisieron que  el partido por el bronce fuera ante el equipo unificado compuesto por ex jugadores de la antigua Urss con sus antiguos compañeros Tikhonenko y Volkov como estandartes. Šarūnas repitió medalla de bronce olímpica en Atlanta 96 y además un año antes conseguía una plata en el Eurobasket de 1995 en el que fue MVP del torneo.

Este referente social y deportivo en su país que lo declaró deportista Lituano del año en 1987, 1989, 1990 y 1991, consiguió crear y forjar una selección que a día de hoy le sigue dando alegrías a su nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>