LA HISTORIA DEL OSO PINOSO

JONH PINONE ES UNO DE LOS EXTRANJEROS MÁS RECORDADOS EN LA HISTORIA DE LA LIGA ACB

A lo largo de la historia de la liga ACB, han pasado multitud de extranjeros. Muchos han pasado de manera fugaz y apenas los podemos recordar, pero en cambio, otros han dejado  mucho poso en los equipos por los que han pasado y son realmente muy difíciles de olvidar (imposible), ya que en su paso por la liga han llegado a marcar épocas de la historia de la misma, siendo por supuesto leyendas de nuestro baloncesto. Sin duda uno de esos Norteamericanos más recordados y carismáticos por la afición Española en general y la del Estudiantes más particularmente, es ese tipo que nació en la población Estadounidense de Hartford el 19 de Febrero de 1961, llamado John Gabriel Pinone.

Pinone llegaba a España y al Estudiantes en 1984, para sustituir al también Norteamericano Craig McCormick. Lo hizo procedente de los Ohio Mixers de la CBA y tras un breve paso anterior en la NBA,  donde jugó unos partidos en los Atlanta Hawks. Antes de llegar a la NBA, Pinone tuvo una muy exitosa época Universitaria. Jugó en la prestigiosa Universidad de  Villanova,  donde fue unos de sus líderes,  que se quedaron cerca de  jugar la final four de la NCAA. Esto lo evitó la Universidad de Carolina del Norte de un tal Michael Jordan. Su gran trayectoria Universitaria le llevó a disputar el Mundial de Colombia de 1982, donde fue medalla de plata, tras ser derrotado en la final frente a la Urss, con un fallo en el último instante de partido de Doc Rivers, que se la jugó en vez de dársela a Pinone que estaba sólo bajo el aro. Destacar también que su dorsal 45 que lució en Villanova fue retirado. Mucho y de calidad  haría el bueno de Jonh en esta Universidad cercana a su Hartford natal.

Jonh que tenía grandes limitaciones físicas, ya que con 2,02 metros, era bajo para jugar debajo de canasta, además saltaba muy poco, y no disponía de una gran fuerza bruta para poder competir en este aspecto frente a otros pívots. Sin embargo “El Oso” tenía una inteligencia suprema y una mejor técnica individual, tanto en defensa como en ataque. Pinone disponía de unos perfectos movimientos, en especial sus pivotes milimétricos, además de una peculiar forma de bloquear el rebote y un tiro a cuatro metros del aro de un gran alto porcentaje. Todo esto le hizo suplir estas carencias. En las 9 campañas que estuvo en los colegiales promedió 37 minutos por partido, pese a tener en su equipo, pese a tener jugadores de similares características como competidores en su propio equipo. Pinone ejercía de un liderazgo espectacular en la cancha, a lo que la gran continuidad en Estudiantes, lo hizo en todo un referente y hombre de club donde se implicó en proyectos a largo plazo, con etapas mejores y peores pero siempre con crecimiento.

Pinone, “cayó de pie” en Estudiantes, desde su debut en 1984, frente al eterno rival histórico de los Estudiantiles, el Real Madrid. Aquel día el Estu cayó ante los blancos. Pese a la derrota Pinone ya era ídolo del Ramiro,  que consiguió eliminar en su primer partido por faltas a Romay y a Fernando Martín.

En 1986, el Estudiantes jugó los play off ante el Real Madrid, en una seria a tres partidos. En el primero los Madridistas apalizaron a los Estudiantiles, y Pinone junto a otro recordado Norteamericano, David Rusell, se habían sacado los billetes de vuelta a Estados Unidos, pensado que la derrota era más que clara en el segundo encuentro de la serie. En el mítico polideportivo Magariños y tras tres prórrogas, Estudiantes venció 121 a 115 y John Pinone Pinone con 37 puntos fue el guía de los colegiales para poner contra las cuerdas al Madrid tras mucho tiempo. Pinone como líder Estudiantil llevó  a un equipo que estaba en la zona de descenso a colocarlo al más alto nivel nacional y Europeo junto a  jugadores como Azofra, Cvjeticanin, Orenga, Antúnez o Rickie Winslow (sustituto de mítico David Rusell). La temporada 91/92 fue histórica para Estudiantes y para Pinone. Disputaron la histórica Final Four de la Euroliga de Tel Aviv, y fue Campeón de Copa en Granada al vencer al CAI Zaragoza en la que fue proclamado mejor jugador del torneo.

Lejos de su prodigiosa muñeca o distinciones personales Pinone fue una referencia para los seguidores del baloncesto en las décadas de los años 80 y  90. Santo y seña de Estudiantes durante nueve años, club  que le concedió la medalla de oro y brillantes del club,  siendo uno de los extranjeros más carismáticos de la historia de la liga.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>